El escalador lideró al Burgos BH en la que no pudieron estar en grupo cabecero pero se mantuvieron en la pelea.

Dani Navarro, en la meta de Fóia. Foto: Álvaro García.

Un constante sube y baja, con el final en alto de Fóia, marcaron la segunda etapa de la Volta ao Algarve. Con una temperatura algo más agradable, una fuga de 8 ciclistas contó con el beneplácito del pelotón y una holgada diferencia en la parte inicial. Pero los líderes no iban a dejar pasar esta primera oportunidad para seleccionar la carrera y la general, con lo que el ritmo en los kilómetros finales fue muy alto.

Aguantó Dani Navarro los primeros envites y estuvo muy cerca de aguantar con los favoritos que pelearon el triunfo. Pero las fuerzas fallaron y tuvo que conformarse con entrar en un grupo perseguidor en 16ª posición, a solo 40 segundos del ganador Hayter (Ineos Grenadiers).

Este viernes, el pelotón afronta la tercera etapa de la carrera, entre Faro y Tavira con 203 kilómetros, por lo que será la más larga de la carrera pero también muy asequible tras superar únicamente dos puertos de tercera categoría en la primera mitad de la jornada. El probable final al sprint provocará que las fugas tenga su opción pero a la vez rueden muy controladas por el pelotón principal.