El Palencia Cristo Atlético se adelantó en el marcador en el primer tiempo y empató Moyano en la segunda parte.

Foto: Cristo Atco/Andrea Marcos

Empate con buen sabor, ya que supone garantizar un puesto de semifinales en la fase de ascenso a la 2ª RFEF. El Burgos CF Promesas ha logrado ese objetivo y las ilusiones son grandes en la plantilla y en el club.

Ante el Cristo Atlético, en la Balastera, el partido era complicado. Un encuentro que comenzó sin demasiada intensidad, con los dos equipos jugando a un ritmo tranquilo, aunque a medida que fueron avanzando los minutos fue el equipo palentino quien tuvo mayor dominio y posesión de balón, sin embargo, tanto a uno como a otro les faltaba mayor profundidad de juego y sobre todo finalizar las jugadas.

A los 36 minutos llegaba el primer gol del equipo de Palencia en una jugada que culminaba David Martín para conseguir el 1-0. Las cosas se ponían cuesta arriba para los burgaleses que tuvieron que sacar fuerzas para afrontar una segunda parte con fuerza para, al menos equilibrar la contienda.

Un momento del partido en La balastera.- Foto: Cristo Atco/Andrea Marcos

El partido fue bien jugado por parte de ambos equipos, con un Cristo Atlético que no arriesgó, en busca de mantener la victoria de su lado, mientras el Burgos CF Promesas buscó sus opciones, que encontró a los 52 minutos con un gol de Moyano que ponía la igualada.

Un empate que sabe bien ante un rival de peso, como es el conjunto palentino, que también tiene el objetivo del ascenso de categoría.

En declaraciones tras el encuentro, el entrenador del Promesas, Carlos Aguilera, destacaba el trabajo de la plantilla y la superación de las dificultades, para llegar donde ahora están y la ilusión por afrontar las semifinales por el ascenso a 2ª RFEF.