Dos goles de Eloy en los primeros cinco minutos de partido sellaron la derrota del Real Burgos ante el Becerril.

Ambos equipos listos para comenzar el partido .- Foto: @cd_becerril

El Real Burgos volvió a encajar una dura derrota, esta vez, en tierras palentinas frente al Becerril, en un partido donde los rojipardillos tuvieron un catastrófico inicio. El equipo morado aprovechó la debilidad defensiva del cuadro burgalés para establecer un 2-0 en los primeros cinco minutos. Con el resultado en contra, el Real Burgos apenas intimidó a la portería rival, mostrándose como un equipo falto de ambición y sin capacidad de reacción a lo largo del encuentro. Una derrota que hace mella en el equipo de Marcos López, que continúa sin reconducir la mala dinámica del equipo a escasas jornadas para el final de liga.

El partido comenzó con un conjunto local que salió con mucha intensidad, consciente de que necesitaba la victoria de manera obligada para seguir teniendo opciones de mantenerse en la categoría, al igual que el Real Burgos.

Poco tardó en llegar el primer gol de la tarde. Apenas había pasado un minuto de encuentro cuando Eloy remataba un buen centro desde el perfil derecho y así anotar el 1-0 para su equipo.

Un tanto que sentó muy mal a los burgaleses, que se veían con el marcador en contra en el primer acercamiento del cuadro palentino. No solo con eso, la inexistente reacción del Real Burgos se tradujo en otro gol en contra, de nuevo obra de Eloy, que con un disparo desde la izquierda batía al guardameta Álex y establecía el gol de la tranquilidad.

Tras aquellos fatídicos minutos, el equipo burgalés bajó los brazos, ofreciendo una imagen de un equipo abocado a la derrota. Y es que durante el primer tiempo, los de Marcos López no realizaron ningún disparo entre los tres palos, tan solo un par de remates de René y Osqui que apenas inquietaron a la zaga palentina.

El partido se fue al descanso con 2-0 en el marcador, fruto de un mal inicio en el que los burgaleses dieron muestras de una plantilla abatida y carente de ideas.

Once inicial del Real Burgos .- Foto: @realburgoscfsad

Tras el paso por vestuarios, el Real Burgos salió con mayor intensidad que en los primeros 45 minutos, pero todos sus acercamientos se tradujeron en llegadas sin pegada de cara a puerta.

Por otro lado, el Becerril basó su juego en mantener el resultado para no pasar apuros en los instantes finales. De hecho, pudo sentenciar el partido mediante algún contragolpe peligroso, pero finalmente el marcador no sufrió cambios en la segunda parte.

El encuentro terminó con una nueva derrota del Real Burgos, que con esta ya son seis jornadas sin sumar, encadenando una situación que con el paso de las semanas se convierte cada vez más crítica en su lucha por la permanencia.

El próximo partido de los burgaleses será en casa frente al Peñaranda, una nueva final que se jugará el domingo a las 12.00 h en Luis Pérez Arribas.