Los burgaleses superan a los verdiblancos en un último cuarto donde brilló por encima de todos el brasileño con 25 puntos

37 puntos, 43 de valoración, 80% de acierto en triples. Estos son los datos de un Benite que él solito, con 25 puntos en el último cuarto, tumbó a un Betis que fue mejor en gran parte del encuentro, pero que terminó sucumbiendo ante la defensa local en el último tramo del partido y el acierto del brasileño. El partido de hoy podría dividirse en dos fases. La primera, los tres primeros cuartos, donde los verdiblancos llegaron a poner en serios apuros a los burgaleses, llegando a tener doce puntos de ventaja, si bien los de Peñarroya recortaron esa desventaja, llegando a tener alternancias en el marcador en el tercer parcial. La segunda, el último parcial, donde los 25 puntos de Benite lo dicen todo. Daba igual desde donde lanzara, quien tuviera delante, cada lanzamiento del ocho azulón terminaba entrando por el aro. Tres tiros de campo, seis triples, un tiro libre, de hecho su único fallo fue otro lanzamiento desde el 4,60, terminó por hacer bajar los brazos a un Betis al que quizá la desventaja de 18 puntos de antoja excesiva, pues jugaron un buen encuentro, donde el mejor fue Ndoye con 13 puntos y 19 de valoración, mientras que el máximo anotador fue Feldeine con 18 puntos. Volviendo al cuadro de Peñarroya, destacable también la aportación de Rabaseda y Rivero, con 14 y 12 puntos respectivamente.

Alex Refroe disputando un balón durante el partido.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Arrancaron mal el encuentro los locales, que encajaron un parcial de 0-6 de inicio y pronto veían como la desventaja aumentaba (2-10). Mejoraba el equipo en ataque gracias a la dupla Rivero y Kravic, cuya aportación permitía a los burgaleses voltear el marcador (13-12), pero era un espejismo, pues el Betis, mucho mejor en pista y gracias a un gran Feldeine con 10 puntos en el cuarto, respondía con un parcial de 0-13 para coger una renta de 12 puntos con la que finalizaba el cuarto (15-27).

Jasiel Rivero en tareas defensivas.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Reaccionaban los locales en el inicio del segundo cuarto, y gracias al acierto en el juego exterior lograban recortar la desventaja a la mitad en apenas tres minutos (23-29). Ouattara daba un plus al ataque de los verdiblancos, que ampliaban la renta hasta los 9 puntos (27-36), pero los burgaleses, con Benite al frente, no bajaban los brazos y en un abrir y cerrar de ojos se colocaban a tan solo dos puntos de los de Joan Plaza (36-38), que finalmente llegaban al descanso cuatro puntos arriba (38-42).

Kravic en un tiro a canasta.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Tras el descanso, el dúo Ouattara y TJ Campbell seguía haciendo mucho daño a la defensa local, que volvía a ver al cuadro visitante distanciado (42-50). Subían un punto la intensidad defensiva los de Peñarroya, que bajo la batuta de Renfroe lograban encontrar lagunas en la defensa visitante para lograr voltear el marcador (53-52), si bien un nuevo empuje de los de Plaza, con dos triples seguidos de Borg, culminaban un parcial de 0-8 en apenas un minuto (53-60). No tiraban los locales la toalla, y el acierto de Benite y Rabaseda desde el 6,75 dejaba la desventaja al final del cuarto en cuatro puntos (59-63).

En el último cuarto brilló el equipo burgalés.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

El último cuarto era una demostración de garra de los burgaleses, pues si bien no estaban finos en el rebote, la intensidad defensiva, las recuperaciones de balón y el soberbio acierto de Benite desde el triple, llevaban a estos a lograr un parcial de 10-0 en apenas dos minutos y medio (69-63). Joan Plaza sentaba a los suyos buscando una reacción que no llegaba, pues Benite seguía descomunal desde el 6,75 para contrarrestar cada ataque rival y dejar la ventaja en 9 puntos rebasado el ecuador del cuarto (77-68). Volvía el técnico  visitante a pedir tiempo muerto, pero los suyos, a pesar del acierto de TJ Campbell, terminaban claudicando ante un cuadro local desatado en ataque, el que seguía en estado de gracia un Benite que llegaba a anotar 25 puntos en el parcial, y que los de Peñarroya terminaban ganando por 18 puntos (95-77).

Rivero busca una nueva canasta.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Con esta victoria los burgaleses se asientan en la sexta plaza, y ya piensan en la Final Eight de Rusia, pues tras el aplazamiento del compromiso del domingo ante Bilbao Basket, su próximo encuentro ya será en la competición continental el próximo jueves ante el Hapoel Holon.

HEREDA SAN PABLO BURGOS 95–77 COOSUR REAL BETIS

Parciales : 15-27 / 23-15 / 21-21 / 36-14

Hereda San Pablo Burgos: D. Kravic (6) M. Salash (5), V. Benite (37), A. Barrera (-), M. Salvó (0), T. Mc Fadden (7), J. Rivero (12), J. Sakho (0), O. Cook (0), X. Rabaseda (14), K. Horton (4) y A. Renfroe (10). Entrenador: Joan Peñarroya

Coosur Real Betis: J. Randle (5), N. Kay (2), T. Borg (6), P. Almazán (2), J. Feldeine (18), N. Spires (4), I. Magassa (2), B. Tisma (2), Y. Ouattara (11), Y. Ndoye (13), TJ Campell (13) y J. Jordan (1). Entrenador: Joan Plaza

Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Francisco Araña y Alfonso Olivares.

Incidencias: Partido correspondiente a la 34ª jornada de la Liga Endesa, disputado en el Coliseum sin presencia de público.