El UBU San Pablos pierde en la segunda parte la ventaja acumulada en la primera, de hasta cinco goles, y deja escapar la oportunidad de recortar distancias con Novás y Antequera

Fotos: CB Burgos

El UBU San Pablo Burgos cayó derrotado en su visita al Alarcos Ciudad Real (30-27) en un duelo en el que el dominio de los cidianos en la primera mitad se deshizo en la segunda, merced a una gran reacción de los locales, con Asensio y Plaza como baluartes ofensivos, y a una defensa menos efectiva de los rojinegros. En el tramo final del encuentro, un golpe en la rodilla de Joshua da Silva obligó al lateral inglés a abandonar la pista y habrá que esperar a las pruebas para conocer el alcance de la lesión.

Salió centrado el UBU San Pablo a la pista de Quijote Arena. Tras unos primeros minutos tímidos en ataque, los cidianos empezaron a sentirse confiados y pronto abrieron su primera brecha (min. 6. 1-4), propiciada, también, por una buena defensa rojinegra, con Juli y Claudio cerrando bien la zona central. El exceso de confianza del bloque burgalés dio paso a un arreón local, justo cuando los ciudadrealeños contaban con un hombre menos por exclusión de Palacios, que devolvió la igualdad en el marcador (min. 9. 5-5). El choque se reinició para escribir un guion menos confuso, pero más propicio para los de Nacho González. Ciudad Real buscaba ataques en estático mientras que Burgos trataba de robar en defensa para salir al contraataque.

Los burgaleses cuajaron una buena primera parte.- Foto: CB Burgos

El equipo de casa encontraba grandes dificultades para frenar la percusión forastera, lo que llevó a la segunda exclusión de Alarcos. A la mordiente cidiana en ataque se sumó la buena actuación de Mile Mijuskovic en la primera parte (min. 20. 7-12). Tampoco frenó la dinámica rojinegra la exclusión de Espinosa en el 21:55.

El partido se antojaba plácido y controlado para el UBU San Pablo. Sin embargo, el tramo final del primer tiempo se complicó para los cidianos. El propio Espinosa vio la tarjeta roja en el minuto 27 y solo 15 segundos después, Juli fue excluido, lo que dejó al bloque burgalés con dos hombres menos para afrontar un momento decisivo antes del descanso. Los rojinegros supieron gestionar bien los tiempos lo que sirvió para ralentizar su posesión y mermar el acercamiento del equipo castellanomanchego que, aun así, logró reducir el tanteo a un 11-14 justo en cuando el reloj marcaba el minuto 30.

Un ataque burgalés.-.- Foto: CB Burgos

La reentrada al parquet fue favorable para el cuadro local. Alarcos sabía de sus posibilidades y salió con el puñal entre los dientes para poner en apuros a los de Nacho González, que empezaron a acumular errores fruto de los nervios y, así, Asensio lograba igualar la contienda en el minuto 36.

Sufría el conjunto burgalés que no conseguía recuperar las sensaciones de la primera parte. El 5-1 en defensa tampoco ayudó a los cidianos a frenar la escalada alarquista. Asensio, héroe local del partido, situaba por primera vez a los suyos por encima en el marcador en el 41 de juego y el técnico del UBU San Pablo no dudaba en parar la contienda para reorganizar a sus hombres.

Nada parecía frenar a los morados. A su irrefrenable acierto goleador desde el pivote, se unía la gran actuación de su guardameta Adri Torres, que llegó a desesperar a los visitantes. En el minuto 49:22 la distancia era ya de cuatro tantos para el Vestas Alarcos y el entrenador cidiano volvía a pedir tiempo muerto. Esta vez sí que logró la reacción esperada. Un parcial de 0-3 volvía a meter a los burgaleses en el partido, pero en el minuto 52, en una acción fortuita, Joshua caía al suelo golpeándose la rodilla y el británico salía de la cancha en brazos de dos jugadores rivales.

En la segunda parte el equipo burgalés se diluyó.- .- Foto: CB Burgos

Los males se acumulaban para los rojinegros. La tensión se palpaba en la cancha y en la grada y la victoria estaba cerca para los de Javier Laguna. Raúl Blanco colocaba al cuadro burgalés a dos goles (min. 58:22. 27-29), Alarcos pedía tiempo muerto y ni las intentonas cidianas ni la exclusión de Plaza a falta de 37 segundos se tradujeron en un giro argumental que culminara la historia con un final feliz para el UBU San Pablo. Con los empates de Antequera y Novás esta jornada, ya son cinco los puntos que distancian al cuadro burgalés del ascenso a Asobal.

FICHA TÉCNICA:

VESTAS ALARCOS CIUDAD REAL 30:Ruiz, Palacios (3),Berbel(2), Serrano, Cordies,Mora (1),Asensio (11), -siete inicial-, Almansa, González (1),JC. Rodríguez, Plaza (8), Ocaña (3), López-Tola, Robles (1), Torres.

UBU SAN PABLO BURGOS 27: Mile Mijuskovic (),Pinillos (2),Claudio Ramos (), Cantore (2), Dalmau (3), Juan Tamayo (3), Joshua (3), -siete inicial-Marcos Braga (4),Espinosa (), Raúl Blanco (1),Javi Rodríguez (2), Torres (),Ernesto (3), Juli, Ibrahim (),Samuel (4).

PACIALES: 1-3 / 5-6 / 5-8 / 7-12 / 9-13 / 11-14 / descanso / 15-16 / 18-19 / 20-19 / 25-20 / 28-24 / 30-27 /

ÁRBITROS: Álvaro García y Juan María Sanmartín (Colegio andaluz). Excluyeron a Palacios (mins. 6:27 y 32:51), Serrano (mins. 16:54, 29:18 y 56:59), Javier Laguna (min. 26 -entrenador-) y Plaza (min. 59:13), del Vestas Alarcos Ciudad Real, y a Espinosa (min. 21:55), Claudio (min. 21:56) y Juli (min. 57:15), del UBU San Pablo. Además, expulsaron con roja directa a Espinosa en el min. 27:00.

Nacho González, técnico del UBU San Pablo.- Foto: CB Burgos

Nacho González: “En la segunda parte estuvimos flojos”

El técnico del UBU San Pablo, Nacho González, describía el desarrollo del partido en dos fases diferenciadas. «Hemos entrado bien al partido y hemos hecho una primera parte seria, hemos defendido bien y hemos podido correr en algún momento», relataba el preparador. «Nosotros, poco a poco, hemos ido estando cada vez más incómodos en el partido», lamentaba.

Según el técnico: «Es cierto que en la primera parte hemos salvado un poco la doble inferioridad», destacaba González, pero «luego en la segunda parte hemos estado flojos», lamentaba. El vallisoletano reconocía que, en el segundo periodo, los locales metieron «muy bien los goles con el pivote y con las penetraciones», lo que impidió a los rojinegros «imponer el ritmo desde la defensa al contraataque». «Al final ha sido intentar diferentes situaciones y no hemos podido igualar el partido y si no podemos defender y no podemos correr es difícil ganar un partido fuera de casa contra un buen equipo», concluía.