Otro mal comienzo de partido condena al conjunto burgalés frente al VRAC pese a la reacción en la segunda parte.

Fotos del partido: Jarcha/Burgosdeporte

El UBU Bajo Cero no aprende la lección y sigue en su tónica de mal comienzo en los partidos para luego mejorar y reaccionar en las segundas partes, cunado ya es muy complicado darle la vuelta al marcador. La historia se repite y volvió a suceder este domingo en San Amaro ante el VRAC de Valladolid.

Una primera media hora demoledora para el UBU Bajo Cero marcó el desarrollo del partido y condicionó el resultado final. Con un parcial de 0-27 todo parecía decidido en San Amaro, tras un inicio de partido desastroso por parte local.

A los 5 minutos llegaba el primer ensayo de Miejimolle para los visitantes con transformación posterior de Taibo, era el 0-7. La reacción burgalesa no se produjo y el VRAC comenzó a sumar con un nuevo ensayo de Carrió y transformación de Taibo en el 0-14, que fue un 0-17 a los 16 minutos tras un tiro a palos de Taibo. El VRAC esta lanzado e imparable, sin que los burgaleses acertaran a frenarle y parar la sangría en el marcador,

A los 20 minutos el marcador era ya de 0-24 con un nuevo ensayo de Carrió y transformación de Taibo y a los 34 minutos otro golpe de castigo para los visitantes ponía la máxima diferencia, con un contundente 0-27. El partido estaba casi insalvable, cunado antes del descanso, Cronje lograba el primer ensayo para Burgos que supuso sumar 7 puntos para la esperanza. Con 7-27 se llegó al descanso.

En la segunda parte llegó la reacción burgalesa, quizá también acompañada de una cierte relajación del VRAC por la comodidad en el marcador.

Snyman acortaba distancias con un ensayo sin transformación, pero el VRAC volvíaa puntuar a los 59 minutos con otro ensayo, en esta ocasión conseguido por De la Lastra, que convirtió Taibo en el 12-34.

Hasta el final, el dominio fue burgalés, en busca de un imposible, que casi deja de serlo, ya que Sendos ensayos de Snyman y Beltramino, ambos con transformación posterior, permitieron sumar 14 puntos y enmascarar el marcador en un definitivo 26-34.

Ahora toca olvidar la derrota, que deja al equipo burgalés, sexto en la tabla, al término de la segunda fase de competición. En el UBU Bajo Cero ya piensan en dar la sorpresa en Barcelona, el próximo fin de semana en las semifinales de Copa del Rey. Pero para ello, deberán tener en cuenta que comenzar bien los partidos, es tener mucho camino andado.