Pese a la abultada derrota el equipo arandino no se descompuso y luchó hasta el final.

Fotos: FC Barcelona

No hubo lugar a la sorpresas en el Pabellón Príncipe de Asturias y actual campeón de la Liga Asobal, el Barça que fue recibido por los locales con el pasillo de honor, se impuso con facilidad (22-39) ante el colista, el Villa de Aranda, que pese a todo ofreció un encuentro competitivo a su afición.

Salió con ganas el Blasgón y Bodegas Ceres Villa de Aranda al campo de juego, hasta el punto de que se vivió en los primeros minutos la ilusión de llegar al primer parcial con ventaja local, aunque fuera por un gol.

Un momento del partido disputado en Aranda.- Foto: FC Barcelona

Pero el contrincante era el campeón de la Liga Asobal por vigésima octava vez, undécima consecutiva, y el marcador de los visitantes se iba distanciando con rapidez cada cinco minutos, hasta llegar a un 9-20 al descanso.

No obstante, los amarillos exhibieron a veces buenas jugadas que, combinadas con la decena de paradas de Luis de Vega, ilusionaron a la afición presente en el pabellón.

El Barça fue fiel a su estilo y desde el principio salió a jugar y no perdonar errores, pero el Villa no se rindió e incluso recuperó ritmo en la segunda parte, que fue más rápida y con más lanzamientos. 

Ficha técnica:

Villa de Aranda (22): Luís de Vega, Juan de Dios Linares (1), Víctor Megías (1), Miguel Llorens, Gonçalo Cunha (2), Matheus de Novais (2), Alejandro Pombo –siete inicial- Adri Hernando (ps) Brian Negrete (2), Nico López (2), Enrique Calvo (1), Zlejko Sukic (3), Javi García (5), Julen Elustondo (2), Samuel del Pozo (1), Julián Souto.

Barça (39): Möller, Mortensen (4), Dolenec (5), Janc (5), Makuc, Langaro (5), Frade (2) –siete inicial- Pérez de Vargas (ps), Raúl Entrerríos (4), Sorhaindo (1), N’Guessan (6), Dika Mem (5), Ludovic Fàbregas (2), Thiagus Petrus.

Parciales: 2-2, 3-6, 4-9, 6-11, 8-16, 9-20 (descanso), 11-23, 14-26, 17-28, 17-32, 20-35, 22-39 (final).

Árbitros: Fernanda Espino Guerra – Víctor Navarro Baquero. Amarilla al local Víctor Megías y al visitante Ludovic Fàbregas.