El UBU San Pablo se mide al Balonmano Alcobendas contra el que tratará de recuperar sensaciones y buscará un triunfo que le mantenga en los puestos de cabeza

El conjunto burgalés ha preparado intensamente el partido.- Foto: CB Burgos

El UBU San Pablo Burgos quiere quitarse el mal sabor de boca de las últimas dos derrotas y para ello buscará una victoria este domingo a las 12:00 horas en el Plantío contra el Balonmano Alcobendas. Los rojinegros saben que el sueño del ascenso se ha alejado en las últimas jornadas, si bien quieren mantener la tensión mientras las matemáticas lo permitan y confían en terminar la temporada brindando un buen espectáculo a sus aficionados.

El cuadro burgalés no baja las revoluciones y el trabajo se mantiene al máximo nivel para afrontar un nuevo reto dentro del grupo del ascenso. Por ese motivo, el equipo de Nacho González sigue fiel a su principio de buscar el crecimiento constante y el equipo se entrena con gran intensidad para seguir mejorando y encarar el próximo encuentro con sed de victoria.

Entrenamiento del Balonmano Burgos.- Foto: CB Burgos

Enfrente estará el Balonmano Alcobendas, un equipo con gran conocimiento de la categoría, que accedió a la fase de ascenso como quinto clasificado del Grupo B. Se trata de un bloque con mucha calidad dirigido por el madrileño Samuel Trives en el que conviven juventud y veteranía. Cuenta con jugadores de gran trayectoria y en un gran estado de forma como Alfonso de la Rubia. También habrá que vigilar a otros efectivos peligrosos en el ataque como Gonzalo Velasco o Ignacio Gimeno. Los madrileños acumulan una racha negativa de resultados en los últimos encuentros y buscarán frente a los cidianos un cambio de dinámica.

Según el técnico rojinegro, Nacho González, Alcobendas «ha demostrado que puede ganar a cualquier rival». «Quizás, también, es un equipo irregular porque tienen mucha gente de la cantera» apunta González. No obstante, se trata de «gente joven de muchísima calidad». Cuentan, asimismo, con «veteranos como Alfonso de la Rubia», al que el entrenador vallisoletano tuvo «la suerte de entrenar». «Es un jugador con una trayectoria extraordinaria en el balonmano nacional, muchísimos años en Plata, varios ascensos, muchos años en Asobal…», relata. Por otro lado, Nacho González asume este compromiso como «una oportunidad única de competir con este perfil de equipos» y remarca que «están haciendo una temporada extraordinaria y son un grandísimo equipo». Destacan por proponer «muchas variantes defensivas y ofensivamente también juegan muy bien». «Es un equipo que va a ser muy difícil de batir y una experiencia para nosotros extraordinaria de crecimiento», completa.