Las opciones de ascenso se alejan para el conjunto burgalés.

Fotos: Club Balonmano Burgos

El Bathco BM Torrelavega no tuvo piedad con un joven e inexperto UBU San Pablo Burgos (37-31) que luchó y trató de remar hasta el final pero que se vio superado por un oponente más potente y experimentado y que hizo honor a su condición de líder para infligir un duro castigo a los cidianos.

El choque comenzó con una sensación un tanto caótica con unos primeros instantes en los que parecía que el balón no tenía gobierno. Pronto sacó Torrelavega a relucir sus armas, especialmente el tiro exterior para perforar la portería defendida por Mile y situarse con un parcial inicial de 3-1, propiciado también por la tempranera exclusión de Joshua. Dos minutos después fue el cuadro local el que se vio con uno menos y los cidianos igualaron la contienda cuando el reloj marcaba exactamente el minuto 5.

El líder cántabro demostró experiencia y solvencia

A los rojinegros les resultaba muy difícil seguir el ritmo de los cántabros, que habían salido con un plus de intensidad y las defensas de los burgaleses acababan incurriendo en siete metros favorables a los de casa. En el intercambio de golpes, los de Álex Mozas volvieron a despegarse con un 7-5 en el 12 de juego.

El UBU San Pablo bregaba y conseguía recuperar terreno y de nuevo Torrelavega abría brecha. La goma se estiraba y se encogía y cuando el Bathco se distanció tres arriba (12-9, min. 18), Nacho González reclamó a sus hombres para reorganizar filas y parar la escalada local. No fue fructífero el tiempo muerto, al menos de forma instantánea, y el conjunto naranja ampliaba su ventaja a los 4 tantos. Mientras, las exclusiones seguían lastrando al cuadro visitante que llegó a acumular cuatro en el ese tramo por una de su rival (min. 20).

Con el 16-11 en el luminoso, Nacho González pasaba a defensa 5-1 para tratar de alejar el peligro y los cidianos reencontraron sus fuerzas para jugar los últimos cinco minutos de la primera mitad como si de una final se tratara. La defensa se solidificó, Mile intervino en dos buenas paradas y las distancias se recortaron, aunque varios errores en lanzamientos claros dejaron el marcador en el minuto 30 en uno 18-15.

El UBU San Pablo hizo un enorme esfuerzo en la cancha

El esquema se mantuvo tras el paso por vestuarios. Burgos defendía con Ernesto como avanzado y las espadas estaban en alto. Pinillos y Dalmau se mostraban como los más hostiles a la hora de perforar la zaga local y Joshua soltaba la zurda en la distancia. Aun así, los castellanos seguían acumulando fallos de cara a puerta que dificultaban el acercamiento en el tanteo.

Torrelavega volvía a hacerse con el dominio del juego y no tardaba en sentirse en el marcador con una nueva brecha de 5 dianas favorables a los naranjas. Los arreones de juego cidiano daban emoción al choque que, más allá de destellos, estaba controlado por los cántabros, quienes no querían ver peligrar unos puntos muy importantes para sus aspiraciones.

Un ataque del equipo burgalés en Torrelavega

El UBU San Pablo lo intentó todo, pero el esfuerzo titánico de los jugadores rojinegros por tratar de seguir la estela de su rival se acabó pagando en el tramo final de un duelo que terminó con un contundente 37-31. El resultado en el Vicente Trueba, junto con las victorias de Novás y Antequera en sus respectivos encuentros, alejan a los de Nacho González de la pelea por el ascenso, que se sitúa ya a cuatro puntos.

FICHA TÉCNICA:

BATHCO BM TORRELAVEGA 37: Moreno (2), Crespo (1), Prieto (3), Gallego (4), Krimer, Cangiani (5), Colunga, -siete inicial- González, Araujo, Lombilla, Martínez (7), Serrano (1), Casanova (4), JC. Hernández (6), D. Hernández (2), Ábalos (2).

UBU SAN PABLO BURGOS 31: Mile Mijuskovic (), Pinillos (6), Claudio Ramos (2), Ernesto (1), Dalmau (9), Juan Tamayo (), Joshua (6), -siete inicial-Marcos Braga (),Espinosa (1), Raúl Blanco (1), Javi Rodríguez (), Torres (5), Cantore (), Juli, Ibrahim (), Samuel ().

PACIALES: 3-2 / 4-4 / 8-7 / 13-10 / 16-13 / 18-15 / descanso / 20-18 / 23-19 / 25-22 / 28-25 / 33-28 / 37-31 /

ÁRBITROS: Raúl Escoda Pérez y Oriol Álvarez Boixaderas. Excluyeron a Jaime Gallego (min. 4:17 y 27:50), Isidoro Martínez (min. 24:08), Marc Ábalos (min. 32:10 y 59:33), Daniel Hernández (min. 41:18) por parte del Bathco BM Torrelavega, y a Joshua Da Silva (min. 2:46), Claudio Ramos (min. 8:48), Juan Tamayo (min. 11:19), Marcos Braga (min. 20:44), del UBU San Pablo Burgos. 

Nacho González: “Los errores nos han castigado”

El entrenador del UBU San Pablo, Nacho González, quiso, tras el encuentro, «felicitar a Torrelavega por el grandísimo partido». Para el vallisoletano, la clave estuvo en «los errores que luego ellos han castigado con gol fácil». Por su parte, el bloque cántabro «no ha tenido prácticamente ningún error ni de lanzamiento ni de pérdidas» y, según González, «ha sido la gran diferencia del partido». «Un partido que ha tenido un ritmo vertiginoso, en el que se nos han castigado los errores, y cuando hemos hecho el esfuerzo de querer entrar, Torrelavega ha controlado el partido yéndose de dos, cuatro, cinco goles…», explicaba. «Quizás un poco excesiva la diferencia final», lamentaba el preparador pero reconociendo que el equipo naranja era «justo vencedor» del encuentro.