El corredor del Burgos BH consigue terminar la etapa de la Itzulia pese a sufrir una dura caída en la parte inicial de la etapa. Canal subió al podium como el más combativo de la etapa.

Carlos Canal, atendido por el médico de la Itzulia. Foto: Photo Gomez Sport

A veces, el ciclismo no encumbra a los ganadores. En ocasiones, aquellos que con su sacrificio consiguen terminar la jornada reciben su recompensa. Carlos Canal se fue al suelo hoy en la Itzulia y tuvo que ser atendido por abrasiones, golpes y varias heridas en la cara, mentón, hombro y pierna derecha.

El ciclista más joven de la Itzulia fue capaz de regresar al grupo principal y recibir las atenciones de los médicos de la prueba. Con más de 130 kilómetros por delante, sufrió en las zonas más duras pero alcanzó en tiempo la meta de Ondarroa. Allí recibió el premio de la combatividad en el podium, con una sentida ovación del público.

La etapa volvió a disputarse a un elevado ritmo, con los Burgos BH bien situado pero sin opciones de disputar una etapa en la que el Deceuninck QuickStep consiguió el doblete. Jesús Ezquerra fue el mejor situado en la línea de meta, tratando de disputar el sprint del grupo.
Carlos Canal recibe el premio de la combatividad. Foto: Álvaro García.
Carlos Canal: “En la parte inicial, iba atento porque quería escaparme. Saliendo a la fuga, me abrí porque se cerraba el pelotón para salir a un corte. Metí la rueda en una zanja para el agua y ya no pude librar la caída. Me he pegado un golpe fuerte y la verdad que me ha costado mucho poder terminar la etapa”, comentaba muy dolorido al término de la etapa.

La Itzulia pone su broche este sábado con una etapa de 112 kilómetros con 7 puertos de montaña de la categoría de Gorla, Ixua, Trabakua o Arrate. Una meteorología complicada hará aún más exigente la jornada final.