(Fotografía: JARCHA)

El equipo burgalés visita la cancha del gran favorito al ascenso donde buscará dos puntos que le vuelvan a enganchar a la pelea por alcanzar la Asobal 

El UBU San Pablo Burgos afronta la difícil misión de curarse la herida de la derrota de la semana pasada ante Antequera, buscando una victoria este sábado a las 18:30 horas en la cancha del principal favorito al ascenso, el Bathco Torrelavega.

La visita del cuadro cidiano al pabellón Vicente Trueba de Torrelavega tiene el máximo nivel de complicación que se podía esperar para este compromiso. El rival será el líder indiscutible del Grupo B y máximo aspirante a alcanzar la liga Asobal; se llega tras la derrota en El Plantío contra un rival directo, el Iberoquinoa Antequera (32-29) y, además, justo después de que los cántabros se vieran superados también la última jornada por otro de los gallos de la categoría, el Acanor Novás (31-27).

Con este cóctel, el choque entre el bloque rojinegro y el ‘escuadrón naranja’ anticipa una lucha encarnizada por dos puntos vitales para las aspiraciones de ascenso. En esa pelea, es, precisamente, el conjunto castellano el que tiene una necesidad más acuciante por sumar nuevas unidades en su casillero, ya que, de lo contrario, vería cómo se alejan sus opciones. Mientras, Torrelavega no quiere registrar nuevos tropiezos, ya que Antequera y Novás le siguen de cerca y una nueva derrota daría alas a sus perseguidores. 

El conjunto dirigido por Alejandro Mozas cedió el liderato a favor del Barça B la semana pasada, lo que sitúa a ambos con 17 puntos. Su colchón le da un margen de error al que no quiere tener que acogerse, ya que la meta del equipo cántabro es certificar matemáticamente su ascenso cuanto antes. Para ello, cuenta con un grupo de jugadores experimentados y con destacados anotadores como Isidoro Martínez o Facundo Nicolás.

El técnico cidiano, Nacho González, define a Torrelavega como un equipo con un estilo de juego similar al de los rojinegros ya que «es un equipo al que le gusta correr e ir a ritmos de partidos altos».

«Probablemente nos encontremos con un partido de ida y vuelta, con muchos goles, muchos ataques y con muchas perdidas», anticipa González. Según el preparador, «probablemente el que mejor se desenvuelva en eso o el que sea capaz de estabilizarlo a su favor será el que vaya a tener puntos importantes». Para contemporizar el encuentro, el bloque naranja cuenta con «jugadores con mucha experiencia», si bien también «tienen una presión extra por ganar, por lo que habrá que ver cómo reaccionan».

No obstante, «tienen otro punto a favor y es que allí -en su pabellón- meten gente», una afición que «lleva en la pelea por ascender varios años», recuerda el vallisoletano. «Tienen todos los condicionantes a su alrededor para esa lucha. Ahora hay que ver si esa presión les puede o si demuestran lo que vienen demostrando», incide. «Nosotros tenemos que hacer bien las cosas, con desparpajo y sin miedo ir a por el partido», concluye.