El jugador del UBU Bajo Cero tiene roto el ligamento cruzado de la rodilla por lo que tendrá que ser operado.

El tercera línea Rubén Sanz Carrilero (13 de julio de 1993, Reus -Tarragona), que ocupa la posición de 6 o ‘flanker’ izquierdo, tendrá que ser operado tras confirmar la resonancia que tiene roto el ligamento cruzado anterior de la rodilla.

Rubén Sanz que militó con anterioridad en la U.E. Santboiana, club en el que estuvo hasta seis temporadas (jugó más de 130 partidos) y del que llegó a ser su capitán, ha sido uno de los importantes refuerzos del UBU Bajo Cero para esta campaña 2020-21.

Pese a los éxitos cosechados del Club Burgales, clasificados para los “play off” y en semifinales de la Copa del Rey, para él ha sido una temporada para olvidar por las continuas lesiones que le han mermado e impedido competir con la normalidad deseada.

Así las cosas el “tercera línea” no podrá volver a jugar en lo que resta de curso, una vez se efectúe la intervención, a cargo del jefe del servicio médico del Club Jacobo Salvat, se determinará el periodo de baja.

Ruben sufrió la lesión en el partido disputado frente al Lexus Alcobendas en el campo de las Terrazas el pasado 28 de marzo. En este encuentro el equipo gualdinegro sufrió la primera derrota de la segunda vuelta de la competición por 22-13, fruto de sus errores y de una gran defensa del equipo madrileño.

El encuentro que resultó ser de una gran intensidad y exigencia física ha llevado a tener que recuperar en estas dos semanas a varios jugadores que aun así arrastran molestias y llegarán justos al partido frente al Ordizia. Es el caso del segunda británico Ien Ashcroft-leigh y el tercera Marc Sanchez.

Este fin de semana vuelve la competición tras el parón sufrido en la competición de División de Honor por la disputa del Campeonato de Europa 2021 de la Selección Española, donde está en juego también la clasificación para el Mundial de Francia 2023.