El equipo burgalés cayó derrotado en la cancha del Levitec, rival directo por la permanencia, que fue superior en la segunda mitad

Fotos: David Martínez / Levitec Huesca

El Tizona Universidad de Burgos no pudo estrenarse fuera de casa en esta segunda fase tras caer derrotado en la cancha del Levitec Huesca. En un duelo directo para lograr la salvación, los azulones comenzaron bien plantados el partido. Una racha anotadora de Galarreta puso a los de Lluís Riera por delante, pero los oscenses se recuperaron de forma paulatina hasta ponerse por delante antes del descanso. El equipo burgalés repitió lo sucedido en Gerona y la falta de acierto y las pérdidas en ataque otorgaron el mando del partido a su rival en el tercer cuarto. El intento del Tizona por remontar no tuvo premio y los azulones ya piensan en su próximo compromiso ante el Real Murcia.

Tras la victoria lograda hace apenas tres días en El Plantío frente al ICG Força Lleida, el Tizona encaraba el partido con energías renovadas y con la intención de demostrar su mejor juego también a domicilio. El Levitec Huesca era además un rival directo en la lucha por la permanencia, ya que los oscenses contaban con solo una victoria más que los azulones en su haber. El inicio del choque comenzó con ida y vuelta en ambos lados de la cancha, con los dos equipos tratando de explotar sus puntos fuertes de cara al aro. Los locales atacan desde el triple, mientras el Tizona recurría al juego interior de Barro y la experiencia de Galarreta, que anotaba en transición (9-8).

El partido tuvo ritmo rápido.-Foto: David Martínez / Levitec Huesca

El ritmo rápido del choque dio paso a los lanzamientos desde la línea exterior. Spencer abrió la lata y su relevo lo tomó el alero riojano del Tizona. El veterano Galarreta empezó a anotar sin que nada pudieran hacer sus rivales y encadenó tres triples de forma consecutiva, alcanzando los 14 puntos en apenas 7 minutos de juego. Esta sucesión de canastas permitió a los burgaleses ponerse por delante en el marcador por primera vez en el choque (21-27). Los hombres de rotación fueron saltando a la cancha de forma progresiva, en un encuentro en el que Lluís Riera volvía a contar con la baja de Ricardo Úriz. Pese a dicha ausencia, todo el grupo volvió a cumplir con creces desde el inicio.

Pese a ello, los locales no se dejaron intimidar por el acierto exterior del Tizona y terminaron el primer periodo a tan solo dos puntos de su rival (27-29). Tras la pausa, se produjo el regreso de Kris Joseph, quien se había perdido el encuentro ante Lleida y la mayor parte del choque ante Girona por unas molestias en la espalda. Los verdes lograron entonces ampliar su parcial hasta el 7-0, pese a que ambos equipos se mostraban desacertados en los últimos minutos. Sería el propio jugador norteamericano, recién incorporado al partido para sumar en el puesto de cuatro, quien rompería la sequía anotadora.

El Huesca fue mejor en la segunda parte.- Foto David Martínez / Levitec Huesca

 Los burgaleses sabían que debían reforzar la defensa para no conceder opciones fáciles a su rival y así lo plasmó sobre la pista Mus Barro, efectuando un buen tapón sobre el ataque de su rival. Ayoze igualaría de nuevo el marcador desde el tiro libre tras una falta antideportiva pitada en un rápido contraataque del canario. No obstante, un nuevo triple del Levitec Huesca afianzaba otro parcial en contra de los azulones y obligaba a Riera a reorganizar a su equipo, que había cometido varias pérdidas en las últimas jugadas (40-33).

Los pupilos del técnico catalán supieron reaccionar y anotaron desde el perímetro por medio de Ryan Nicholas, que volvía a pista. La respuesta de Mackenzie desde el triple no tardó en llegar, pero los azulones contestaron con un dos más uno de Ayoze y un tapón de Barro en la posterior jugada ofensiva local. El partido llegó al descanso con máxima igualdad tras la reacción del Tizona, con Reaves encestando de nuevo de tres (47-44).

Lucha y entrega por parte de ambos equipos.- Foto: David Martínez / Levitec Huesca

Finalizado el tiempo de descanso, la salida de los azulones no fue buena, permitiendo a los locales lograr un rápido parcial que les situaba con una renta máxima en el partido de once puntos. Fueron entonces Ayoze y Ryan, dos de los más destacados del Tizona en el último partido, quienes se encargaron de asumir la responsabilidad anotadora (55-50). El canario lograría sacar varias faltas a sus rivales en la penetración, encestando los tiros libres posteriores. El partido fue ralentizándose, con dos equipos muy conscientes de la importancia clasificatoria de un triunfo en este partido. Mus Barro encestaba tras un buen robo en zona defensiva para reducir la diferencia a solo tres puntos.

La anotación seguía siendo la nota a mejorar en el tercer cuarto para un Tizona que volvió a alejarse en el marcador tras una falta en ataque y una posterior técnica. Las pérdidas ofensivas lastraron a los burgaleses, que cerraron el periodo con un mate de Barro al contraataque (65-58). Pese a todo, el equipo de Riera se mostraba su resiliencia con una doble canasta de Khadim tras sendas jugadas de Iván e Imobach. El escolta vallisoletano tomaba el control del juego de su equipo, dirigiendo las jugadas ofensivas y buscando con rapidez la penetración hacia el aro.

Lluis Riera, técnico del Tizona, durante el partido.-Fotos: David Martínez / Levitec Huesca

Los oscenses seguía confiando en su tiro exterior y cada vez que el Tizona se acercaba a su rival, los verdes respondían desde lejos. Dos canastas consecutivas de Cubillán volvían a otorgar a los locales una peligrosa renta de dobles dígitos a tan solo cuatro minutos de la conclusión (77-67). Volvían a cancha los quintetos iniciales tras el tiempo muerto y Galarreta marcaba un triple desde la esquina tras una buena circulación de los suyos. Los segundos continuaron cayendo sin que los burgaleses dieran con la clave para derrotar a un rival muy serio en defensa. El triunfo final fue para los locales por 87 a 76, en un encuentro donde el mejor del Tizona fue Ayoze Alonso. El canario sumó 15 puntos, 5 asistencias y 18 créditos de valoración. La anotación la lideró Alberto Ruiz de Galarreta con 20 puntos. El próximo compromiso de los de Lluís Riera pasará por visitar la cancha del Real Murcia el sábado 10 a las 19.00 horas.

Ficha técnica:

LEVITEC HUESCA: 87

TIZONA UNIVERSIDAD DE BURGOS: 76

Levitec Huesca: Moore (19), Round (3), Corvalán (10), Lafuente (8), Vila (11) –quinteto inicial-, Mackenzie (13), Cubillán (9), Urdiain (-), Butler (11), Rosa (3) y Parejo (-).

Tizona Universidad de Burgos: Ayoze (15), Reaves (10), Galarreta (20), Nicholas (9), Barro (11) –quinteto inicial-, Starr (-), Sow (5), Imobach (2), Iván Martínez (2) y Joseph (2).

Árbitros: Albacete Chamón, Checa Nebot y Colomer Castelló.

Parciales: 27-29 / 20-15 / 18-14 / 22-18.