Foto:Jarcha/Burgosdeporte

Recibimos un comunicado de la Federació Territorial de Fútbol de Castilla y León en el que confirman que la Audiencia Provincial de Valladolid ha fallado a favor de la Federación de Castilla y León de Fútbol en el contencioso que el Real Burgos CF mantenía respecto del aplazamiento de la jornada 32ª del Grupo VIII de Tercera División de la temporada 2017/18.

Se trata de una sentencia, de 31 de marzo de 2021, declara la falta de competencia de la jurisdicción civil para el conocimiento del asunto, cuyo conocimiento correspondería a jurisdicción contencioso-administrativa.La Audiencia Provincial de Valladolid considera que el acuerdo impugnado por el Real Burgos CF fue adoptado “en el normal ejercicio de las funciones públicas de la Federación de Castilla y León de Fútbol”, concretamente, en la reunión de 8 de marzo de 2018 de su Comité Ejecutivo en la que se decidió el aplazamiento de la mencionada Jornada del Grupo VIII de Tercera División.

Desde el estamento federativo aseguran que con este fallo del tribunal de Apelación se deja sin efecto tanto lo sentenciado en el procedimiento de juicio ordinario seguido ante el Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Valladolid como el anterior auto de fecha 3 de diciembre de 2018 del mismo juzgado. 

La sentencia señala que el aplazamiento de aquella jornada es una manifestación de la función  de organización de una competición oficial nacional que a la Federación compete, de entre las delegadas por la RFEF. Por todo ello, la sentencia estima el recurso de la FCYLF sin necesidad de examinar el resto de cuestiones alegadas en el recurso.

Esta resolución corrobora así la legítima actuación de la FCYLF en su defensa en este largo proceso, en el que siempre mantuvo la falta de competencia de la jurisdicción civil para la revisión de este acuerdo deportivo, tesis también sustentada por el Ministerio Fiscal y acogida por otros órganos judiciales en otros asuntos entre las mismas partes y que ahora se ve respaldada por esta decisión de la Audiencia Provincial de Valladolid que estima las pretensiones de la FCYLF anulando y dejando sin efecto las resoluciones que fueron dictadas por el órgano de instancia careciendo de competencia para el conocimiento del asunto.