Gran fin de semana perfecto para la Sala de Esgrima de Burgo que sube a lo más alto en el primer ranking nacional de espada masculina de este nueva temporada 2020/2021 que se ha disputado en Ciudad Real de manos del tirador burgalés Álvaro Ibáñez.

El del SAES-BU comenzaba la competición no muy activo cayendo en dos de los 6 asaltos de la fase de grupos, pero a medida que fue avanzando la competición el burgalés fue cogiendo ritmo y haciendo más grande su esgrima en cada asalto hasta plantarse en la final del torneo nacional.

En el asalto que otorgaría el puesto más alto en el pódium contra Gerard Gonell de Amposta, Álvaro comenzaría a notar algunos dolores musculares en sus cuádriceps, estos dolores impedían que su explosividad cayera y no poder realizar sus movimientos más frecuentes con soltura poniéndose 3 puntos por debajo en el marcador a falta de un minuto.

Pero Álvaro que no quería dejar nada en el tintero comenzando a sacar fuerzas de flaqueza de donde no las había y comenzaba la remontada, tanto es así que empato el marcador dejando el asalto al tocado de oro.

Dando la prioridad al rival y sabiendo que si se acaba el minuto extra el burgalés perdería comenzaba sus pasos hacia adelante y lanzando un movimiento muy rápido y profundo, el del SAES-BU llegaba a tocaba con la punta de la espada a su oponente y alzándose con el título de campeón comenzando la temporada de la mejor manera.

Sus compañeros de club no correrían la misma suerte pero si consiguieron muy buenos resultados para la edad que tienen ya que todos son de categoría inferior (junior). Javier de los Mozos conseguía entra en el cuadro de los 16.

Mejores, Diego López perdiendo por la mínima en el de 32, Rodrigo Alegre e Iñigo Eguiliuz por la mínima también en el de 64 y Oscar Arribas no conseguía pasar la previa del domingo. Giorgi Gazdeliani y Nuño Alegre participaron en la fase clasificatoria del sábado pero no consiguieron por muy poco pasar de fase incluso después de una gran fase de grupos.