(Fotografía: Servigest Burgos)

Los burgaleses se fueron al descanso ganando, pero los locales supieron darle la vuelta a la situación / Un parcial de 16 a 0 en el último cuarto dejó el partido decidido a favor de Fundación Aliados

Servigest Burgos no puedo ampliar su racha de victorias en Valladolid, y se vio superado por un Fundación Aliados que mostró mucho más oficio en la segunda parte y supo reponerse de un mal segundo cuarto. Los locales dominaron el rebote y, además, los burgaleses pagaron caros sus errores en el pase y en el tiro en los momentos decisivos del encuentro.

Dos tiros libres anotados por Van Brunschot y una canasta de Macek en las primeras jugadas del encuentro ya hacían prever la igualdad que se vio sobre la pista en el primer cuarto. Los empates se repetirían a 4 y a 6, y aunque los burgaleses llegaron a distanciarse 6 a 12 con una canasta de Fryer en el minuto ocho, Fundación Aliados reaccionó rápidamente, y solo necesitó un minuto para empatar de nuevo a 12. En el minuto que le quedaba al cuarto, Adrián Pérez anotó un dos más uno, que fue respondido por una canasta de Fryer que hizo que el marcador mostrara un 15 a 14 al final de los primeros diez minutos. 

Los dos equipos se alternaron en el mando del partido al inicio del siguiente cuarto, hasta que una canasta más adicional de Macek en el minuto dieciséis supuso el 22 a 23 y dio inicio a un parcial a favor de los visitantes de 0 a 10,  que ponía el marcador 22 a 30  a falta de dos minutos para el descanso. Los pucelanos supieron parar el arreón burgalés, y al descanso el marcador mostraba una ventaja visitante por 26 a 32.

Tras el paso por los vestuarios los vallisoletanos supieron reconducir la situación con mucho oficio, y el marcador volvió a apretarse de nuevo. El iraní Vahid llevó a su equipo al empate a 34 con tres canastas consecutivas, y  aunque a mediados del tercer cuarto Servigest Burgos dominaba de nuevo por 36  a 40, los locales supieron aprovechar el despiste burgalés en los siguientes minutos. Los visitantes se mostraron imprecisos en los pases  y faltos de acierto en el tiro, situación que fue aprovechada perfectamente por los locales para conseguir un parcial de 7 a 0 que dejó el marcador 43 a 40 a falta de disputar los últimos diez minutos.

Filipski volvió a adelantar al Servigest Burgos, 45 a 46, a falta de siete minutos, pero ya se veía que los locales estaban mejor posicionados sobre la cancha y llevaban la iniciativa, especialmente en el rebote. Rápidamente se situaron 51 a 46, y ya los burgaleses no supieron parar el partido. Siguieron fallando pases y su ataque se atascó.

Aquí entró en escena un Ruggeri que apuntilló a los de Rodrigo Escudero desde la línea de tres puntos, y los locales rompieron el partido definitivamente. El parcial siguió abriéndose hasta el 61 a 46, momento en el que Filipski anotó una nueva canasta, la primera burgalesa después de varios minutos. Pero ya era tarde y los locales se llevaron merecidamente la victoria por 63 a 53.

Rodrigo Escudero se mostraba contento por haber mantenido opciones de ganar el partido hasta casi el final, pero lamentaba los errores en el rebote defensivo y en el pase que le habían dado más opciones a un rival tan experimentado. “Toca seguir trabajando de lunes a viernes para seguir minimizando errores”, resumía el entrenador burgalés.

Ficha técnica

FUNDACIÓN ALIADOS – 63: Pérez, R. (8), Pérez, A. (17), Ruggeri (14), Van Brunschot (8) y Soria (-) –cinco inicial-   Robles (2), Vahid (14), Domínguez (-), Ramírez (-), García (-) y  López (-).

SERVIGEST BURGOS – 53: Fryer (11), Arredondo (8), Bonner (-), Macek (17) y Filipski (17)  -cinco inicial- Helder (-), Domingos (-),  Alvaro (-), Siaurusaitis (-),  Abdoul (-), y  Cruz (-).

Parciales: 15-14; 11-18 (26-32); 17-8 (43-40); 20-13 (63-53).

Árbitros: Rubí, Carmona y Jerez. Señalaron 13 faltas a los locales y 16  a los visitantes. Sin eliminados.