(Fotografías: JARCHA)

El equipo azulón plantó cara al Liberbank Oviedo, pero pagó la falta de acierto en el tercer cuarto de un duelo sin trascendencia para la clasificación

El Tizona Universidad de Burgos no pudo regresar a la competición con victoria al caer derrotado ante el Liberbank Oviedo Baloncesto. Los de Lluís Riera salieron con las ideas claras y realizaron una gran primera mitad pese a tratarse de un partido que no afectaría a la clasificación de cara a la segunda fase.

Liderados por Barro y Reaves, mantuvieron igualado el partido hasta mediado el tercer periodo, donde la falta de acierto en el triple condenó a los burgaleses. El equipo rival aprovechó para abrir una importante renta que ya resultaría insalvable. El Tizona supo rehacerse en los minutos finales, pero no logró evitar la derrota.

El Tizona llegaba a este encuentro con la baja por lesión de Iván Martínez y las ausencias de los dos últimos fichajes, Ryan Nicholas y Brian Starr, que aún no se encontraban disponibles para este encuentro. Pese a que el partido no afectaría a la clasificación de ambos equipos y a sus puntuaciones en la futura segunda fase, el Tizona salió a la cancha con mentalidad ganadora.

Pronto mostrarían sus jugadores el acierto exterior que atesoran, convirtiendo tres triples consecutivos, obra de Hall, Spencer y Joseph. El propio ala-pívot norteamericano disputaba su primer encuentro en El Plantío tras su debut hace dos semanas en Cáceres y se mostró muy serio en defensa desde el inicio. Las transiciones rápidas del Tizona le permitirían ampliar su renta con dos canastas de Barro en la pintura hasta el 13-4 que obligó a Natxo Lezkano a pedir tiempo muerto.

Sin embargo, no duraría mucho la alegría para los de El Plantío, ya que el Liberbank Oviedo reaccionó tras la pausa y logró un parcial de 10-0 a su favor que neutralizaba la ventaja inicial de su rival. Los naranjas parecían haber desactivado el ataque burgalés durante unos minutos, hasta que Khadim Sow anotó en el poste bajo. En la jugada posterior sería Spencer quien repetiría penetrando desde el costado izquierdo y anotando a aro pasado. Los minutos posteriores transcurrieron con igualdad y el Tizona pudo finalizar el cuarto con ventaja gracias a dos importantes puntos de Ayoze, pero los ovetenses dieron la réplica sobre la bocina (19-20).

Ante las bajas del Tizona, la rotación cobraba aún más importancia y los hombres que salieron de refresco desde el banquillo se sumarían a la labor colectiva. Imobach anotaba en una buena penetración y Galarreta encestaba por partida doble (25-27). Mike Hall, bien acoplado ya en el equipo pese a su reciente incorporación, trataba de motivar a los suyos y de dirigir el juego azulón. De sus manos llegaría una de las mejores jugadas de la primera parte, tras asistir con rapidez para Joseph y este a su vez para que Barro se colgase con rabia del aro de El Plantío.

Los de Lluís Riera continuaban muy serios en defensa, concentrados en mantener la ligera ventaja con la que lideraban en el marcador. Mus Barro seguía anotando cerca del aro y Spencer repetía desde el perímetro para poner el 34-31. La respuesta del Liberbank Oviedo llegó en forma de triple de Speight y posterior anotación tras pérdida azulona de Martí. Era momento de nuevo de recurrir a la pizarra del técnico catalán para afrontar el último minuto de la primera parte. Al igual que en la primer periodo, los azulones golpearon por medio de Galarreta, pero un triple sobre la bocina de Martí volvía a poner a los de Lezkano por delante (38-39).

FOTO: Javier García “JARCHA” BurgosDeporte.com

El tercer cuarto comenzaba como terminó el anterior, con Spencer marcando desde la línea de 6.75 y Barro aportando anotación y rebote en el juego interior. Ninguno de los equipos conseguía imponerse al rival, tomando el mando del juego uno y otro conjunto de forma alterna, pero siempre con mínimas diferencias en el electrónico. La defensa del Tizona, encabezada por un activo Mike Hall, no mostraba debilidades a su rival y aprovechaba las pérdidas del Oviedo para buscar contraataques rápidos. Pese a ello, el ala-pívot azulón tendría que abandonar la cancha temporalmente, tras ver pronto su cuarta falta personal (46-48).

Llegaron momentos complicados para el Tizona, que no lograba convertir sus tiros lejanos y veía como los ovetenses abrían una pequeña brecha gracias a un mate sin oposición de Norelia. Los visitantes lograrían una renta máxima de once puntos, pese al acierto de Ayoze y Spencer desde el tiro libre, gracias a unos buenos minutos en el final del cuarto (48-59). Tras la pausa, Oluyitan y Norelia continuaban haciendo daño al Tizona desde el triple, ampliando su renta de forma peligrosa para los intereses azulones. Los de Lluís Riera no se rendían pese al marcador adverso y Barro y Ayoze volvían a meter a los suyos en el partido (57-71).

En los minutos finales, los locales mejoraron en el lanzamiento exterior, con sendos triples de Hall y Spencer. El de Arkansas anotaría repetiría en una buena transición tras robo (65-78). El Tizona logró remontar su desventaja hasta los siete puntos, pero no pudo evitar la derrota, que cayó del lado visitante por 71 a 78. Reaves y Barro terminaron el partido como mejores jugadores del equipo de Lluís Riera que la próxima semana visitará la cancha del Real Valladolid.

Ficha técnica

71 – Tizona Universidad de Burgos: Úriz (2); Reaves (24), Joseph (3), Hall (8), Barro (17) –quinteto inicial-, Sow (2), Imobach 2(), Galarreta (7) y Ayoze (6).

78 – Liberbank Oviedo Baloncesto: Brown (6), Frey (4), Oluyitan (7), Arteaga (6), Martí (10) –quinteto inicial-, Ferreiro (4), Speight (11), Huerta (-), Bartolomé (3), Kabasele (6), Fall (2) y Norelia (19).

Árbitros: Olivares Bernabéu, Martínez Prada y Lázaro Rodríguez.

Parciales: 19-20 / 19-19 / 11-20 / 22-19.