El cuadro ribereño corta la racha de 16 victorias consecutivas de la Segoviana.

Álex Conde en la disputa de un balón dividido .- Foto: Juan Martín

Tablas entre la Arandina y la Gimnastica Segoviana, en uno de los duelos que más se hacía esperar entre los dos gallitos del grupo. El equipo blanquiazul supo competir frente al líder y no perdió la cara al encuentro tras recibir el gol de los segovianos en el minuto 53, equilibrando el resultado cinco minutos después en una gran jugada individual de Rashiti. Fue un partido parejo donde ambos equipos hicieron valer su calidad en el terreno de juego, firmando un empate justo que terminó con la racha invicta de una Segoviana que llevaba 16 victorias consecutivas esta temporada.

En los primeros minutos, ambos equipos saltaron al campo con mucha intensidad. La Arandina salió sin miedo ante la invicta líder del grupo, aunque sin profundidad cerca del área. Los ribereños se fueron haciendo cada vez mas dueños del partido ante una Gimnastica que no tenía prisa y estaba bien asentada sobre el césped, muy seria en su línea defensiva.

Con el paso de los minutos, el conjunto burgalés fue perdiendo el ritmo del comienzo, lo que aprovechó la Segoviana para llegar con más claridad al área rival.  Las mejores oportunidades en ese tramo de partido estuvieron en botas de Carmona. Sin embargo, la Arandina no se amedrentó y pronto volvió a equilibrarse el partido en juego y ocasiones.

En los últimos compases de la primera parte hubo un dominio más a favor de los segovianos, con un Adeva como referencia ofensiva que fue una pesadilla para la zaga defensiva ribereña, y que dispuso de la oportunidad más clara de la primera mitad con un remate que se marchó fuera por poco.  

Tras el paso por vestuarios, el dominio era alterno, aunque ningún equipo se atrevía a dar el paso hacia la victoria. El primer gol del partido llegó a los 53 minutos, tras un fallo del guardameta blanquiazul Álvaro, que no blocaba un centro colgado al área y dejaba el balón franco para que Adeva recogiera el rechace y estableciera el 0-1 en el marcador.

El partido se veía abocado a un nuevo triunfo de los segovianos, que además de su buena racha de victorias, solo había encajado cinco goles en toda la temporada. Sin embargo, la Arandina no se vino abajo y equilibró el choque cinco minutos después. El centrocampista arandino Rashiti recibió el balón desde la banda derecha y se deshizo de hasta tres rivales para enganchar un zurdazo que golpeaba en el poste antes de entrar. Era el 1-1.

Tras el gol del empate, la Arandina buscó más mantener el resultado que ir a por la victoria. Esto generó una Segoviana más fuerte, que pasó a dominar el partido y buscar la victoria para seguir con su racha invicta. El delantero visitante Nogueira tuvo ocasiones para desnivelar la contienda y posteriormente Conde no aprovechó un remate que no cogió portería.

Finalmente, el encuentro se saldó con un empate que hace justicia entre dos grandes equipos de la zona alta, que hicieron valer su calidad sobre el terreno de juego. Con este empate ante el líder, el cuadro de la ribera se coloca en segunda posición con 30 puntos, los mismos que su perseguidor Numancia B.

El próximo encuentro de la Arandina se disputará fuera de casa frente al Almazán, el domingo a las 17.00 h en La Arboleda.

FICHA TÉCNICA

Arandina: Rodríguez (Alejandro, 70´), Pesca, Munguía, Peli, Sagüés, Rashiti, Mozo, Zazu, Santín (Barbero, 85´), Martínez y Díez.

G. Segoviana: Carmona, Rui, Marcos, Viti, Del Castillo (Alejandro, 66´), Manu, Adrián, Conde, Calleja(Iván, 82´), Adeva (Diego Gómez, 66´) y Borrego.

Goles: 0-1 (Adeva, 53´), 1-1 (Rashiti, 58´).

Árbitro: García de la Loma. Tarjetas amarillas a Alejandro, Munguía, Carlos, Samu; Adeva y Marcos.