El equipo burgalés se impone con solvencia al Horneo Sporting Alicante en un duelo en el que los burgaleses dominaron de principio a fin, con un Ibrahim que deslumbró con 25 paradas.

El equipo burgalés fue muy superior.- Foto: Sergio Cidiano

El UBU San Pablo Burgos venció y convenció en un duelo sin color del minuto uno al 60, en el que se impuso al Horneo Sporting Alicante por 38-24. Los burgaleses recuperaron su mejor versión y brillaron en todas las facetas del juego con un sobresaliente Ibrahim Moral que firmó una actuación inconmensurable con 25 balones detenidos, de ellos 4 de 5 penaltis, lo que terminó por desmoralizar a los rivales.

El equipo castellano saltó al parquet sabiendo que cualquier falta de concentración es penalizada con dureza en esta categoría, como le quedó claro en el encuentro de la semana anterior en la cancha del Barça B. Así, los burgaleses arrancaron con la muralla defensiva bien armada y con un Ibrahim, que salió como titular, bajando la persiana para conectar con precisión con Ernesto en unos contraataques de manual. Mientras, por parte de los alicantinos, la conexión con el pivote se convirtió en el arma más rentable en los primeros minutos.

Ernesto López en uno de sus goles.- Foto Sergio Cidiano

Pronto abrió brecha el bloque burgalés, que en el minuto 10 ya comandaba el marcador con un 7-3 que obligó a Óscar Gutiérrez a solicitar tiempo muerto. No fue rentable la charla para el bloque foráneo ya que los locales prosiguieron en evolución creciente, de modo que ni la exclusión de Joshua penalizó a los rojinegros, que en los siguientes cinco minutos sumó un parcial de 4-1 para situarse en 10-4 en el minuto 15.

La maquinaria local funcionaba a la perfección. Joshua da Silva comenzó a soltar el brazo para complicar la defensa del conjunto de la Costa Blanca. Tampoco bajó el listón el juego local con la ‘unidad B’ en pista.

Acción de ataque del equipo alicantino.- Foto Sergio Cidiano

Alicante se veía impotente ante la velocidad que imprimían los rojinegros y con la disparidad en posiciones desde las que el equipo burgalés transformaba sus ocasiones. Con esa dinámica, se llegó al descanso con un 19-9.

Salieron como un ciclón los rojinegros tras el descanso. Tanto que un 4-0 de parcial obligó al técnico visitante a parar el juego a los cuatro minutos del regreso a pista (23-9). El ritmo se ralentizó en los siguientes minutos para dejar a los alicantinos acercar posturas ligeramente, aunque con mucho trabajo gracias a un Ibrahim que firmó una de las mejores tardes que se recuerdan a orillas del Arlanzón. También la portería rival mejoró sus prestaciones en la segunda mitad, pero el relato del partido no registró ningún cambio de guion. El UBU San Pablo cosechó una plácida victoria por 38-24 y logró dos puntos de oro de cara a la segunda fase de la competición.

Ibrahim fue el mejor del partido .- Foto Sergio Cidiano

Ficha técnica:

UBU San Pablo Burgos: Ibrahim (1), Pinillos (4), Claudio Ramos, Ernesto (6), Dalmau (), Juan Tamayo (2), Joshua (7), -siete inicial- Marcos Braga (1), Espinosa, Raúl Blanco (2), Samuel (4), Javi Rodríguez (4), Torres (4), Mile Mijuskovic (), Cantore (3), Juli.

Horneo Sporting Alicante: Martín Vaquera (p), Moreno (1), J. Hernández (1), Villar (3), L. Hernández (3), Mancebo (3), González (1), -siete incial- Llopis (6), E. Martínez (1), Esteban (), Delgado, Borrás (1), Dorde (3), Moll (), S. Martínez (1), Padilla.

Parciales: 2-2 / 6-3 / 10-4 / 13-5 / 15-7 / 19-9 / descanso / 24-9 / 27-13 / 29-16 / 32-18 / 36-19 / 38-24

Árbitros: Alejandro Hoz Fernandez y Axel Riloba Pereda. Excluyeron a Juli (mins. 4 y 33), Joshua (mins. 12 y 34), Marcos Braga (min. 17), Javi Rodríguez (min. 48), Espinosa (min. 56), del UBU San Pablo Burgos, y a Emilio Esteban (min. 18), Luis Hernández (min, 21), Enrique Moreno (min. 36) y al ayudante de entrenador, Vicente Moya (min. 39), del Horneo Sporting Alicante.

Nacho González: “Dos puntos muy importantes”

El preparador del UBU San Pablo, Nacho González, mostraba su lógica satisfacción tras el encuentro: «Dos puntos para nosotros muy importantes, porque de cara a la clasificación no solo sacamos los puntos sino también el golaveraje».

El técnico se declaraba «contento por el partido, que ha sido bastante redondo los 60 minutos». Del desarrollo, González destacaba que sus jugadores entraron «muy muy concentrados». «Defensa y portería han funcionado, hemos podido correr goles en primera oleada, así como en segunda y en tercera», relataba.

En este sentido, el vallisoletano subrayaba de nuevo su mantra con respecto al juego: «Cuando somos capaces de imponer el ritmo desde el primer momento, todo es mucho más sencillo». «También hemos dado bastantes continuidades al ataque y de ahí el resultado», incidía. En definitiva, «contento con los chicos, con el trabajo y con la victoria», concluía.