Lora anota el segundo gol del Marino de Luanco .- Foto: Carla Montes

Uno de los problemas de estos partidos frente a los equipos a los que, supuestamente y sobre el papel, no puedes perder, es que tus posibilidades de derrota aumentan en forma inversamente proporcional a la seguridad de que, en efecto, los vas a ganar.

Y eso se respiró en el entorno dominical cuando la ciudad de Luanco en la comarca de Gozón nos recibía. Poco ambiente de fútbol y sensación de que aquello no iba con nadie.

Llegaba el… ¡Líder!, ¡qué miedo! ¡Sí, sí!… Una baza perfecta montada por los azulones.

El flamante líder tardó cinco minutos en empezar a sufrir y nueve en mostrar la peor cara. Comenzaron los despropósitos de un equipo que dejaba sensación de estar poco metido en el partido, incapaz de mostrar contundencia en su trabajo defensivo y favoreciendo en grado sumo al rival. Es decir, un líder, sí, pero menos.

Lo que sigue es más para la historia y recordarnos que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra y que los equipos de fútbol también.

Y no tanto por el estilo de juego sino por su insistencia en dejarse llevar por una situación, muy favorable, sin duda, que ya no lo es tanto (también con pocas dudas) y que nos deja con la sensación esa de “¡cuidado!, ¡cuidado! a ver si… echamos por tierra las buenas sensaciones” (me pide el cuerpo cambiar esta última frase por otra más coloquial y mucho más usada… ¡Bueno!, dejémosla tal y como está).

Eso sí, sin duda, la sensación más referida en los minutos post partido, además del mal sabor de boca dejado, está en apaciguarnos con lo NO ocurrido en Miramar y que no es otra cosa que la actuación de Cultural y Promesas, empeñados en allanar el camino para nuestros intereses. Bien recibido es. Algunos, por pedir que no quede, nos trasladaron la idea de que mejor hubiera sido la victoria de los pucelanos.

Y como no podía ser de otra manera, comentarios merecieron las declaraciones en la rueda de prensa de nuestro técnico, Julián Calero. Una rueda de prensa es lo que es y alguien le debería recordar esto a quien intentó transformar unas declaraciones en acto de guerra. Porque allí, como mandan los cánones, cada uno puede preguntar lo que quiera, pero no debe olvidar que quien contesta, tiene todo el derecho del mundo a responder lo que le de la gana.

Con todo, Calero, posiblemente, presa de un cabreo lógico tras lo acontecido sobre el terreno de juego, echó la culpa a un “indigno” estado del terreno de juego (calificación del técnico). La verdad es que, a pesar de no faltarle cierta razón, sonó a excusa y más cuando, acto seguido, él mismo quitó responsabilidad al mismo, apuntando a la necesidad de adaptarse a cualquier terreno y situación en los que hay que competir… (Pues igual se entiende todo mejor si uno se pone de acuerdo consigo mismo antes).

Eché en falta más autocrítica porque los números no engañan. Salvo un par de disparos en el minuto dos y tres, a partir de ahí las llegadas contadas y sin efectividad y, las sensaciones de poder marcar gol, quedaron demasiado lejos como para conseguirlo. Quizá, nuestro técnico, debiera estudiar más la forma de superar una línea de cinco defensas que la tenemos muy atragantada y que frente al Marino, por el campo; contra el Covadonga por los tres centrales; contra el Lealtad por las dimensiones del terreno de juego;… lo cierto es, que el líder ha bordeado una cierta carencia táctica en este sentido, insistiendo en una propuesta de fútbol que, en efecto, no tiene cabida en un terreno de juego como el asturiano y que “practicó, practicó y volvió a practicar”, sin ver que la solución no pasaba por esos derroteros y formas.

A partir de ahí todo es comprensible y si rectificamos, que es de sabios, mejor.

CLASIFICACIÓN PROVISIONAL DEL GRUPO I

En verde: Posiciones por el título y entrar en fase de ascenso a LFP.

En azul: Pelea por entrar en la 1ª RFEF

En rojo: Lucha por evitar el descenso.

POS EQUIPOPJPGPEPPGFGCDIFPTSMXG
Burgos CF14833191182739B
Unionistas de Salamanca1475213582638A
Zamora CF13643131212237A
CyD Leonesa1357119182237B
R Valladolid Promesas14644191542234B
RC Celta B12633161062139A
SD Compostela14482161242032A
UP Langreo14554171522032B
RC Deportivo1455489-12032A
10ºCD Lealtad134638801833B
11ºPontevedra CF14464151501830A
12ºRacing C Ferrol13454161331732A
13ºC Marino Luanco145271418-41729B
14ºCD Numancia1144311741637B
15ºR Oviedo B134361320-71530B
16ºR Sporting B143561318-51426B
17ºCoruxo FC144281017-71426A
18ºSalamanca CF UDS143291120-91123A
19ºCD Covadonga1431101626-101022B
20ºCD Guijuelo12165914-5927A

EL PARTIDO EN NÚMEROS

Marino LuancoBurgos CF
1ºP2ºPTotal1ºP2ºPTotal
Llegadas al área9413201939
Tiros a puerta224448
Tiros fuera000101
Remates a puerta101000
Remates fuera000011
Saques de esquina101033
Fueras de juego112123
Oportunidades gol101000
Goles213000
Tarjetas amarillas134224
Tarjetas rojas011000

LAS NOTAS PARA JUGADORES Y TÉCNICO:

El mejor (6): Fue de los jugadores que más pelearon y se emplearon a fondo. Es cierto que fue en una línea descendente y que, en ese sentido, acompañó al resto del equipo. El mejor fue Undabarrena.

Barovero (3): Debió hacer más en el primer gol. El primer remate se hace dentro del área pequeña. Tampoco estuvo fino en el segundo con un remate de cabeza desde el borde del área.

Álvaro (4): En Miramar brilló menos. En el primer gol no marca bien a su rival quien le puede con el balón en el área.

Zabaco (5): De lo poco salvable aunque estuvo menos fino que otras tardes.

Raúl Navarro (3): El primer gol partió de una falta cometida tras no sujetar al delantero que le ganó en el movimiento. Incluso la falta pudo ser dentro del área. En el segundo, perdió la marca del rematador y propinó un movimiento fácil para el remate.

Juanma (5): No fue su partido aunque las circunstancias no obraron en su favor. Peleó y lo intentó pero estuvo tan atragantado como sus compañeros.

Cerrajería (4): Un partido para partirse el cobre. No estuvo a gusto durante el partido y, como el equipo, fue a menos. 

Elguezabal (4): En el centro del campo no aportó como otras tardes y el músculo que debe darle no tuvo presencia. Luego, en defensa, tampoco estuvo fino. Perdió balones aéreos que suele ganar y falló entregas.

Córdoba (4): Durante los veintidós minutos sobre el terreno de juego se mantuvo ineficaz en el juego aéreo y poco acertado con la salida del balón. Se lesionó y eso propinó su cambio.

Claudio Medina (4): En la línea con el equipo, estuvo atascado. El arranque no fue malo pero a medida que avanzó el partido se fue diluyendo.

Saúl Berjón (3): En una preocupante línea descendente. Si frente al Valladolid Promesas tuvo la excusa de no encontrarse bien, frente al Marino su actuación estuvo muy lejos de lo que se espera. Además, su actitud defensiva es para preocupar. Es un hombre imprescindible, pero con esta cara quizá no lo sea tanto.

Leo Pisculichi (4): No pudo aportar nada. Mostró interés y eso es plausible pero el rival estaba en versión defensiva, tenía ganado el terreno y el campo no estaba para el argentino.

Roberto Alarcón (4): Su salida no varió el rumbo del equipo. En línea con sus compañeros.

Javi Gómez (5): Fue un pequeño revulsivo duró demasiado poco. Tenía un escenario más complicado para sacar a relucir sus cualidades.

Rubén Lobato (4): Su entrada no sirvió de mucho en un equipo sin ideas para salvar el entramado defensivo rival.

Miki Muñoz (5): Lo intentó pero incluido en un centro del campo poco preciso, con muchas pérdidas y sin ideas claras de atacar al rival fue a menos.

Julián Calero (3): No acertó. El planteamiento de juego no fue el adecuado. Era un campo que, como bien dijo, no era para jugar y el equipo abusó de intentar combinar para crear peligro permitiendo al rival reorganizarse en los intentos en los que insistió. Tampoco rectificó durante el encuentro y el equipo mantuvo la misma idea de ataque. Muy preocupante no dar con la clave para superar la defensa de cinco de los rivales. La primera parte del Covadonga, la UP Langreo, el Lealtad, el Marino le han puesto en serios aprietos y, cuando han sido superados, son más gracias a la calidad individual de los jugadores (que también hay que contar con ello) que por variantes tácticas que superen al rival. Frente al Marino se estrelló contra un muro y no dio, salvo los cinco primeros minutos, sensación de poder superar la buena disposición del rival.