Contundente victoria del equipo burgalés ante Complutense Cisneros, aunque en la segunda parte bajó la intensidad y el UBU no pudo anotarse el bonus.

Nueva y contundente victoria del UBU Bajo Cero.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

No hay quien pare al UBU Bajo Cero que volvió a anotar una nueva victoria en San Amaro ante Complutense Cisneros, con un marcador final de 31-20, que pese a su contundencia, deja un regusto amargo ya que el conjunto burgalés no pudo sumar bonus, tras un primer tiempo en el que ganaba por 24-0.

Sin embargo en la segunda mitad el equipo burgalés bajó su ritmo de juego y permitió al Cisneros recprtar distancias, lo que le hizo perder el bonus que parecía tener al alcance de la mano.

Gran primera parte del conjunto burgalés.- Foto Jarcha/Burgosdeporte

El partido fue de claro dominio local en la primera parte. A los 2 minutos Norton anotaba un tiro a palos que adelantaba a los burgaleses y 3 minutos después llegaba el primer esnayo de Silvestre que convertido por Norton aumentaba la ventaja. El partido estaba encarrilado con un UBU Bajo Cero que parecía tener puesta la directa hacia el triunfo.

Cronje volvía a ensayar a los 27 minutos y Norton convertía el tiro a palos, al igual que hizo con otro ensayo de Silvestre a los 33 minutos, lo que dejaba el marcador en un 24-0 al descanso que era prácticamente definitivo.

El UBU Bajo cero dejó el partido resuelto en el primer tiempo con un 24-0.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Sin embargo las cosas cambiaron tras el descanso, con un bajón en la intensidad de juego del equipo burgalés, que aprovechó Cisneros para recortar distancias. El equipo madrileñó nunca le perdió la cara al partido pese al marcador en contra tan abultado.

Beltramino seguía poniendo puntos de ventaja en el inicio de la segunda mitad, con un ensayo que transformaba Norton. Pero era el principio del bajón ya que a partir de ese momento el conjunto madrileño tomó la iniciativa e impidió el bonus al equipo burgalés.

En la segunda parte bajó a intensidad local y Cisneros tuvo mayor protagonismo.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Escario ensayaba para el Cisneros a los 75 minutos, sin transformación, pero Soriano volvía a ensayar para los madrileños tres minutos después y en plena racha, el Cisneros hacía su tercer ensayo consecutivo por medio de Medina, que esta vez si, era transformado por Vinuesa.

Al final 31-20, victoria burgalesa que sabe a poco, aunque no deja de ser importante a falta de una jornada para concluir la primera fase.