El entrenador del Burgos reconoce errores puntuales y advierte la necesidad de estar al cien por cien durante los 90 minutos.

Julián Calero durante el partido.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

El entrenador del Burgos, Julián Calero, no ocultaba su decepción tras el empate de su equipo en el último instante ante el Covadonga: “No podemos asumir por nuestra parte, dejar escapar un 2-0 en estas circunstancias, hemos cometido un error puntual en un pase horizontal, que les ha permitido marcar el primer gol y acortar distancias, y eso ha generado un clima de incertidumbre, de que podía pasar cualquier cosa y luego en un saque de banda, con nuestro portero lesionado, se ha producido el empate, insisto en que no podemos asumir lo que nos ha pasado”.

LOS CAMBIOS

Julián Calero también valoraba los cambios en la alineación inicial para este partido :”Las rotaciones se han hecho pensando en el partido, sabíamos que ellos se iban a cerrar y necesitábamos dos bandas ágiles, con Robert y con Javi y puntos de remate con Claudio y ese enganche con Juanma, y un centrocampista con agilidad como Miki, esa era la idea y por eso queríamos generar una dinámica diferente y el partido ha sido como esperábamos”.

“En la segunda parte los cambios buscaban dar una mayor estabilidad al equipo por la lesión de Miki Muñoz, y estaba todo controlado, no parecía que fuera a pasar nada extraño, pero el fútbol está siempre abierto para que pueda suceder de todo”.

ESTAR AL CIEN POR CIEN TODO EL PARTIDO

“Si alguno no estaba convencido de mis palabras sobre estar alerta, seguro que después de este partido lo estarán todos, hasta ahora los chicos no habían dado muestras de tener debilidades, pero hoy se ha demostrado que en el momento en que no estamos al ciento por ciento durante todo el partido somos tan vulnerables como cualquier otro equipo, por lo tanto, esto es un toque de atención para todos y esperamos que esta dura lección sea aprendida”

CARA DE TONTO

El técnico del Burgos reconoce que en la primera parte su equipo no creaba ocasiones claras de gol, cosa que sí lograron en la segunda mitad: “La segunda parte el equipo ha mejorado y hemos corregido errores, hemos metido dos goles y hemos podido meter dos o tres más, y sinceramente al final que te lleves el empate hace que se te quede la cara que tengo ahora mismo, cara de tonto”.

Y AHORA EL REAL VALLADOLID B

“El partido ante el Valladolid no cobra más importancia ahora, ya la tenía, cada punto que pierdas en esta competición, los vas arrastrando, el partido ante el Valladolid era muy importante y lo sigue siendo”.

MIRANDO YA AL OTRO GRUPO

“También lógicamente miro al otro grupo, porque antes o después nos vamos a tener que cruzar, así que por supuesto que miro las distancias, miro como están los equipos y el tipo de equipo que son, el Compostela, Deportivo, Unionistas, Zamora, todos los que están arriba y que tienen que tener controlados como gente del fútbol, por supuesto que estamos pendiente de ello y no solo eso, sino toda la Segunda B en general”.

PASAR FACTURA

Calero también reconoce que cada punto perdido puede pasar factura, pero también los que se consiguen en clave positiva: “Evidentemente que estos puntos perdidos nos pueden pasar factura, eso siempre va a ser así, punto que no sumes te puede pasar factura, pero tampoco me pongo a pensar en eso, porque también los tres puntos que conseguimos en Langreo pueden pasar factura a favor, esto es una competición en la que a veces se acierta y otras se falla y hoy nos ha tocado errar, pero esperamos que los aciertos siempre vayan por encima de los errores”.