(Fotografía: JARCHA)

La LEB Oro se detiene este fin de semana parcialmente por la disputa de la Copa Princesa, pero la competición continúa para el Tizona Universidad de Burgos. El equipo azulón aprovecha este parón para recuperar el duelo que tenía pendiente desde el pasado mes de diciembre ante el Cáceres Patrimonio de la Humanidad. Dicho compromiso de la primera vuelta, correspondiente a la séptima jornada del campeonato, no pudo disputarse en su fecha original por un positivo por COVID-19 detectado en el equipo extremeño.

El partido se disputará este sábado a las 19:00 horas en El Plantío a puerta cerrada, cumpliendo con las actuales medidas sanitarias. El choque supondrá, además, el regreso a Burgos de Jeff Xavier, ahora en las filas del club rival. El escolta fue uno de los héroes de los tres ascensos logrados por el Tizona entre 2012 y 2015.

El equipo de Lluís Riera llega a este partido en una dinámica ascendente de sensaciones y juego, pese a no haber logrado la victoria en sus dos últimos compromisos. En el último de ellos, disputado hace tan solo una semana en El Plantío, no pudieron culminar la remontada ante el Melilla Sport Capital (88-90).

El técnico destacó el factor diferencial que provocó la ausencia de público en las gradas en su primera experiencia ante dicha situación en El Plantío: “El pabellón estaba desangelado. Lo que el público te aporta, especialmente en ciertos momentos del partido, el equipo ahora tiene que ser capaz de generarlo por sí mismo. Los aficionados siempre te dan un plus cuando están y lo hemos vivido en las victorias que hemos conseguido en casa”

En dicho encuentro destacó la actuación del veterano Alberto Ruiz de Galarreta, en su mejor partido de la temporada. El alero anotó 27 puntos que le situaron como MVP del partido con 33 créditos de valoración y máximo anotador de la jornada en la LEB Oro: “Galarreta es un jugador cuya experiencia y le hace tomar las mejores decisiones para optimizar su juego. Además de los puntos que hizo el otro día, nos aporta el hecho de conocer la liga y el juego. En ese partido fuimos capaces de encontrarle muy bien, tomó los tiros que tenía que tomar y eso fue importante para el equipo. Pero, también, nos da en el día a día unos intangibles que son tan o más importantes que los puntos, como es la cohesión de grupo y el espíritu y la lucha que transmite”, señala Riera.

En este nuevo compromiso, el técnico no podrá contar con Imobach Pomares, quien avanza favorablemente en la recuperación de sus problemas de pubalgia. También parece complicada la presencia de Moha Diop, quien no ha podido participar en los últimos encuentros del equipo por unas molestias en la espalda. A ellos se suman varios jugadores de la plantilla que son duda por diferentes motivos físicos: Ricardo Úriz, por problemas en el sóleo, Kris Joseph, con molestias en la espalda, Fernando Revilla, tras sufrir un esguince, y Javier Salinas, con una lesión de rodilla. La disponibilidad de todos ellos dependerá de su evolución en las próximas horas.

“El equipo llega con muchas ganas de competir y demostrar que somos capaces de rematar los partidos. Ha sido una buena semana de entrenamientos pese a que varios jugadores tienen problemas físicos y hemos sido pocos jugadores en la preparación del partido”, explica el entrenador azulón. En la tarde del sábado se medirán por primera vez en la temporada al Cáceres Patrimonio de la Humanidad. El equipo extremeño ocupa el farolillo rojo del Grupo A de la competición con tres victorias en nueve partidos disputados. Pese al buen inicio de liga en el que lograron dos triunfos ante rivales directos, tras el parón obligado por el positivo por COVID-19 de uno de sus jugadores, solo han obtenido un resultado positivo.

En su último compromiso en casa cayeron derrotados por 60-72 ante el Destino Palencia. Al frente del equipo cacereño se encuentra Roberto Blanco, entrenador de la casa, presente en el equipo de su ciudad desde 2012. “Es un rival directo ya que tenemos las mismas victorias que ellos. Todos los jugadores de su plantilla son importantes. Juegan muy parecido a nosotros tanto en ataque como en defensa. Tienen mucha experiencia en la categoría y jugadores importantes con puntos en las manos. Ambos equipos llegamos con urgencia de ganar partidos para poder entrar en el grupo de arriba. Es un partido clave para nuestra clasificación futura”, analiza el preparador del conjunto burgalés.

En la plantilla rival se encuentra el ex jugador del Tizona Jeff Xavier. El veterano escolta norteamericano fue uno de los artífices de los tres ascensos conseguidos por el equipo azulón a ACB en su paso por Burgos entre 2012 y 2015. El de Rhode Island continúa una campaña más en LEB Oro, ahora en las filas del Cáceres Patrimonio de la Humanidad, donde promedia dobles dígitos de anotación. En las filas rivales comparte demarcación con el joven Fran Ventura y con su compatriota Devin Schmidt, máximo anotador del equipo con 13 puntos por partido en su segunda temporada en LEB Oro. A los mandos del equipo se encuentran dos jugadores con pasado en ACB y una dilatada experiencia en el baloncesto español como son Fran Cárdenas y Jorge Sanz.

Por su parte, en el poste bajo cuentan con figuras de mucha calidad y anotación. Por un lado, el neerlandés Roeland Schftenaar, que ha regresado esta temporada a la LEB Oro tras su paso por la liga griega y promedia 15 créditos de valoración por partido. También destaca la figura del joven danés Sylvester Berg, que cumple su segunda temporada en el club extremeño. Sin embargo, no estará el Sandi Marcius, quien se ha desvinculado del club en las últimas horas. “Esto puede dar energía suplementaria al resto del equipo, pero lo que nos debe importar no es quien esté en la pista, sino lo que nosotros hagamos. Será clave cómo seamos capaces de defender y controlar el rebote y, a partir de ahí, empezar nuestro juego en ataque”, defiende Riera.