(Fotografía: JARCHA)

El Burgos visitará al Sporting B mañana sábado, desde las 15:30 horas, en el Campo Pepe Ortiz de las instalaciones de Mareo, en Gijón. Los blanquinegros contarán por primera vez en la temporada con la presencia del entrenador Julián Calero en el banquillo, después de que la entidad castellana haya resuelto los trámites pendientes de su ficha federativa.

“Ha sido una situación desagradable para todas las partes. Yo he sido una víctima colateral de un conflicto en el que no tenía nada que ver”, ha reconocido el entrenador burgalesista en la rueda de prensa previa al encuentro del fin de semana. Calero se ha mostrado “contento y satisfecho de poder ejercer mi trabajo ahora con normalidad”.

El técnico madrileño ha apuntado que una de sus principales preocupaciones durante los pasados meses ha sido que los problemas con respecto a su ficha pudieran repercutir de forma negativa entre sus futbolistas. Sin embargo, ha apuntado que “el vestuario ha respondido porque el equipo que tengo es extraordinario en cuanto a la implicación que tienen”. Además, ha añadido: “Sin la colaboración de los jugadores, que el equipo pueda ir en lo deportivo en la situación en la que está hubiera sido imposible”.

Con el asunto de la presencia del técnico en el banquillo resuelto, Julián Calero piensa únicamente en la cita que les espera a los blanquinegros mañana en Mareo. El entrenador no se fía de lo que dicta la clasificación, este sábado se citarán en Gijón el líder y el colista del grupo, por lo que es consciente de que deberán ofrecer su mejor versión si quieren regresar con los tres puntos.

“Estamos todos muy igualados. Para poder conseguir la victoria en Gijón vamos a tener que hacer un muy buen trabajo”, ha destacado el madrileño, que ha subrayado: “No podemos, ni debemos, fiarnos de la tabla”. El Burgos ostenta 17 puntos frente a los 6 que atesora el filial sportinguista.

Será clave, entonces, desplegar un gran potencial sobre el césped y saber adaptarse a las circunstancias del partido. “Está claro que el equipo viene en progresión y está haciendo bien las cosas”, ha comentado Calero, que ha añadido: “Fuera de casa hemos sido un equipo solvente y debemos mantener nuestra línea en esa solvencia defensiva”.

Entre los aspectos a mejorar, ha analizado el técnico, se encuentra la definición de cara a portería: “Nos está faltando ese último momento para que podamos sacar algunas victorias con más holgura”.

Para el viaje a Gijón de esta undécima jornada liguera, Calero ha convocado a dieciocho futbolistas entre los que no se encuentra Guillermo, con una rotura en el femoral que le dejará fuera durante “por lo menos tres semanas”, pero sí Juanma.

El delantero sevillano ha estado en la primera línea informativa del Burgos en los últimos días por su posible salida del equipo. “Con Juanma he charlado personalmente. Es un chico tremendamente comprometido”, ha señalado el míster, que ha agregado: “Es uno de nuestros jugadores y quiero que siga siendo así. Su intención y actitud es la de quedarse hasta final de temporada mínimo”.

Tras el aplazamiento del enfrentamiento de la pasada semana ante el Valladolid Promesas, este será el choque con el que estrenarán la segunda mitad de esta fase los de Julián Calero, que cree que “esta segunda vuelta va a ser muy interesante”.

El árbitro que dirigirá el partido de mañana será el vasco Barrio Salas. El encuentro arrancará a las 15:30 horas de este sábado en Mareo y podrá seguirse en directo a través de Burgos Deporte Radio, en retransmisión conjunta con Radio Arlanzón y Burgosnoticias.

BURGOSDEPORTE RADIO

RADIO ONLINE BURGOSDEPORTE