El empresario y exdirectivo del Burgos, Miguel Ángel Benavente, confirma su ayuda económica a los Caselli, pero sin ninguna intención de recuperar el Club

El empresario burgalés y exdirectivo del Burgos Club de Fútbol, Miguel Ángel Benavente, en declaraciones a Burgosdeporte, valora la situación del Burgos CF en estos momentos y expresa su confianza en la gestión de la familia Caselli.

“CASELLI TIENE UN COMPROMISO CON BURGOS”

Benavente considera que” hay informaciones que no dejan de ser, gran parte de ellas, bastante reales, porque efectivamente existe un problema de liquidez, porque la familia Caselli también ha tenido sus problemas por la pandemia, como todo el mundo, pero lo que no tengo ninguna duda es de su compromiso con Burgos, y personalmente mantengo la confianza intacta en ellos.” Además también para Miguel Ángel Benavente es importante que “el tema deportivo está marchando muy bien y no sería bueno que, por estas circunstancias externas, se pudiera alterar la buena marcha del equipo”

“ES IMPORTANTE QUE CALERO SE PUEDA SENTAR EN EL BANQUILLO”

Benavente reconoce que: “el tema urgente en estos momentos es el del entrenador, que creo que lo deben resolver rápido porque perjudica la imagen  y el Club debe cuidar estos detalles, se debiera haber solucionado ya y hubieran evitado muchas habladurías”.

“PROBLEMAS DE LIQUIDEZ”

El empresario burgalés también advierte de de que “existen problemás económicos, eso es cierto, pero no me cabe ninguna duda de la solvencia económica y esa confianza yo la mantengo, ha podido haber una mala racha de liquidez pero lo importante es el compromiso de los que están detrás y para mi siguen teniendo su credibilidad intacta”.  Benavente asegura que los anteriores directivos del Burgos “seguimos manteniendo confianza plena en Caselli y además me consta que está habiendo determinadas actuaciones para tratar de derribarles, con no sé que intereses, aunque está claro que cuando alguien quiere derribar a otro, sabe muy bien para qué es”.

“EL BURGOS CF ES DE LA FAMILIA CASELLI Y LO VA A SEGUIR SIENDO”

Miguel Ángel Benavente también destaca el esfuerzo del grupo de empresarios y exdirectivos que están colaborando con la familia Caselli: “sin ningún interés por recuperar el Club, ni nada por el estilo, a nosotros nos han pedido que les ayudáramos y lo estamos haciendo, pero que quede muy claro que el Club es de los Caselli y seguirá siendo de ellos”.

Benavente asegura tener plena confianza en la familia Caselli para la gestión del Burgos CF, que considera no corre ningún peligro de descenso ni desaparición con su gestión: “tengo plena confianza, nos han pedido ayuda porque las cosas están como están para introducir dinero de otros países, pero para nosotros la solvencia de estas personas está intacta, y si hay solvencia, los problemas burocráticos antes o después se solucionarán”.

“EL TEMA DEPORTIVO VA BIEN Y ESO ES MUY IMPORTANTE”

Y como plan de futuro tiene muy claro que: “independientemente del tema económico tenemos que fijarnos en lo deportivo, y siento mucho que en este momento los aficionados no puedan acudir al estadio, porque eso ayuda mucho para dar todo el respaldo posible a los jugadores, para conseguir dar el salto a la categoría Pro, que sería muy importante porque supone salir del pozo de la Segunda B y ascender luego a la Segunda División es mucho más fácil.”

Según Benavente: “tenemos un buen equipo, y ahí estamos en los primeros puestos, tenemos que dejar tranquilidad, arreglar cuanto antes el tema del entrenador y dejar que la familia Caselli trabaje y evitar que haya interferencias interesadas que lo único que hacen es perjudicar al Burgos CF y sobre todo crear muchas dudas entre los aficionados, que al final es lo que pretenden”.

“ESPERO QUE EL BURGOS CF Y EL PROMESAS RETOMEN SUS RELACIONES”

 Y respecto a la crisis de relaciones entre el Burgos CF y el Burgos Promesas, el empresario burgalés considera que: “en principio el acuerdo era positivo y el que se rompa tan pronto supone una decepción, aunque los acuerdos siempre van unidos a una cuestión económica, que probablemente no se ha podido llevar al día y en eso yo ya no entro a valorar las decisiones que tome el Burgos Promesas, entiendo que si está habiendo retrasos en los pagos puedan ocasionarse problemas de tesorería y es lógico que estén nerviosos, pero si que me gustaría que al final de temporada esto solo haya sido un bache en la relación y que se pueda normalizar, porque estoy convencido de que el dinero va a llegar y todo podrá volver a ser como antes, es lo que espero y deseo”.