Perdió su cuarto partido consecutivo ante el Rayo, que se impuso con los goles de Trejo y Mario Suárez

Cristo debutó en las filas rojillas (Foto: Alfonso G. Mardones)

El choque aplazado finalmente fue una pesadilla para el Mirandés. Los rojillos encadenan su tercera derrota en la Liga, a lo que se suma la eliminación copera, tras perder ante el Rayo Vallecano en Anduva (0-2). Y eso que el equipo local dispuso de la primera intentona. Djouahra perfiló su disparo tras la dejada de Pablo Martínez, pero el extremo francés remató alto. Los pupilos de José Alberto se adueñaron del balón en los primeros compases. Dimitrievski salvó a bocajarro el lanzamiento de Pablo Martínez, aunque la acción fue invalidada por fuera del juego.

El Rayo se sacudió el dominio en acciones a balón parado. La altura de Saveljich y, sobre todo, Catena puso en jaque a la zaga mirandesista que solventó con ciertos apuros este tipo de situaciones en el arranque del duelo. Incluso, el equipo de Iraola tuvo la opción de ponerse en ventaja en un error de Meseguer en zona conflictiva, al que también contribuyó Lizoain con un saque precipitado. Finalmente, el meta canario despejó con apuros el disparo de Pozo desde la frontal.

La ocasión hizo crecer al Rayo. El guión del partido cambió por completo. En su siguiente acercamiento peligroso llegó el primer tanto. Álvaro encontró a Trejo en boca de gol y el jugador argentino no perdonó para batir por bajo a Lizoain (0-1). Los franjirrojos ampliaron la renta antes del descanso. Vivian derribó a Álvaro en el área y el colegiado no dudó un instante en señalar la pena máxima. Mario Suárez anotó desde los once metros para poner muy cuesta arriba el choque al Mirandés (0-2).

El Rayo se mostró contundente en tareas defensivas (Foto: Alfonso G. Mardones)

José Alberto enseguida mandó a calentar a Mario Barco. Al técnico asturiano no le gustaba nada lo que veía. Y es que tras un prometedor inicio, el Rayo se encontraba muy cómodo sobre el campo y con marcador favorable. El delantero riojano saltó de inicio en la segunda parte y Cristo vio retrasada su posición. El Mirandés comenzó dominador, pero sin generar ocasiones de peligro. Incluso los madrileños estuvieron a punto de perforar por tercera vez el marco rojillo. Lizoain evitó la diana de Pozo.

Los de Iraola eran conscientes de que en cualquier contragolpe podían finiquitar la contienda. El central Vivian, que reaparecía tras perderse cinco partidos por lesión, probó fortuna desde la distancia. Sin embargo, encontró la respuesta del meta rayista. El portero macedonio también intervino poco después ante el intento de Djouahra desde la frontal. El Mirandés trató de recortar diferencias en el tramo final. Moreno encontró a Barco en el interior del área, pero Dimitrievski atajó el cuero por bajo.

El mismo protagonista dispuso de la mejor oportunidad local con un potente disparo que de nuevo obligo al meta a intervenir. El Rayo supo parar el encuentro en los últimos compases para sumar una importante victoria, que le permite escalar a la cuarta plaza de la clasificación. Con esta derrota, el Mirandés se queda instalado en la zona media. En la próxima jornada rendirá visita al feudo del Cartagena.

Ficha técnica:

Mirandés: Lizoain; Víctor Gómez, Vivian, Berrocal, Javi Jiménez (Letic, min. 83); Meseguer, Iván Martín; Jirka (Mario Barco, min. 46), Pablo Martínez (Moreno, min. 58), Djouahra (Moha, min. 83); y Cristo.

Rayo Vallecano: Dimitrievski; Mario Hernández, Saveljich, Catena, Fran García; Comesaña, Mario Suárez; Isi (Bebé, min. 90), Pozo (Andrés, min. 63), Álvaro García (Qasmi, min. 73); y Trejo (Montiel, min. 73).

Árbitro: López Toca (Cantabria). Amonestó en el bando visitante a Isi (2′), Saveljich (58′), Fran García (64′), Dimitrievski (69′) y Catena (89′). VAR: Varón Aceitón (Balear).

Goles: 0-1 Trejo, min. 27; 0-2 Mario Suárez (p.), min. 35

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 21, aplazado el pasado 10 de enero, de la Liga SmartBank disputado en Anduva. Sin público.