(Fotografía: JARCHA)

El entrenador del Hereda San Pablo Burgos, Joan Peñarroya, ha definido a Iberostar Tenerife como un “gran rival” que a lo largo de esta temporada “está haciendo las cosas fantásticamente bien”.

El canario es “un equipo muy poderoso”, que lleva “desde el año pasado con muchos jugadores juntos, que juegan de memoria”. El conjunto tinerfeño muestra un juego “muy inteligente y táctico en el aspecto ofensivo”. Por ello, este partido de cuartos de final “seguro que es de máxima dificultad”, ha destacado Peñarroya.

En el aspecto negativo, más allá del reto de superar a cualquier posible rival entre los cuatro cabezas de serie del sorteo, se encuentra en que el enfrentamiento se dispute el jueves, apenas dos días después de que el cuadro burgalés llegue a Madrid procedente de Buenos Aires, donde competirán la FIBA Intercontinental Cup.

“Solo esos dos días, con un viaje transoceánico, tendremos que tener muy controlado a ver cómo lo hacemos para llegar en la mejor disposición”, ha apuntado el entrenador.

Pese a todo, los burgaleses afrontan su estreno en la Copa del Rey con “mucha motivación y mucha ilusión”, por lo que el técnico catalán ha deseado: “Ojalá ese jueves tengamos que pensar en el siguiente rival para el sábado”.