Los azulones pagaron sus errores de los dos primeros cuartos y se quedaron a una sola canasta de culminar una nueva remontada sobre la bocina

Fotos: Burgosdeporte/Jarcha

El Tizona Universidad de Burgos no pudo lograr el triunfo ante un rival directo como es el Melila Sport Capital. Los azulones no comenzaron buen pie el choque y su rival fue superior en el rebote y el acierto ofensivo. Tras una primera parte en la que algunos jugadores importantes se cargaron pronto de faltas, comenzó una remontada a la heorica, teniendo que revertir una amplia diferencia en contra. La mejoría del cuadro burgalés en un partido, de nuevo, a puerta cerrada permitió a los locales tener posesión para forzar la prórroga. Sin embargo, la bandeja final de Iván Martínez no quiso entrar y la victoria quedó en poder del equipo rival.

El equipo dirigido por Lluís Riera llegaba a este partido tras el parón provocado por la segundo jornada de descanso para el equipo en esta LEB Oro y con algunas bajas en su rotación. Imobach Pomares y Moha Diop continuaban con sus diferentes molestias y no pudieron ser de la partida. El técnico apostó por algunas rotaciones en su quinteto inicial, ubicando a Joseph como cuatro y Galarreta en la posición de alero. El propio norteamericano fue el encargado de abrir las hostilidades desde el triple en hasta dos ocasiones, aprovechando el juego rápido de su equipo. Fruto de estas transiciones llegó una canasta en transición de Iván Martínez, que colocaba al Tizona por delante en el electrónico (10-9).

El técnico local dio entrada al veterano Úriz que pronto anotaría sus primeros puntos de la tarde desde media distancia por partida doble. El equipo azulón mantenía su agresividad ofensiva y Galarreta anotó en una buena penetración en la que obtuvo un tiro adicional (17-16). Los de Alejandro Alcoba no daban su brazo a torcer y recuperaron el mando del choque con un parcial de 11-0 culminado desde la línea de tres. Tras el tiempo muerto solicitado por Riera, Rawson rompió la sequía anotadora de su equipo con dos puntos en el poste bajo. Sin embargo, el Melilla seguía acertado de cara al aro y alcanzaba una ventaja de diez puntos en su favor en el final del primer cuarto. El letón Misters superaba ya la decena de puntos en su casillero particular (19-29).

La anotación en el inicio del segundo periodo se mantuvo baja, gracias a las buenas defensas de ambos equipos. Los visitantes ampliaban su ventaja desde el tiro libre, mientras los azulones se cargaban pronto de faltas. El juego comenzó a ralentizarse, con varias jugadas polémicas pitadas por los colegiados en contra de los intereses del Tizona. Esta situación provocó que los azulones recibieran dos faltas técnicas casi consecutivas. Llegaría entonces uno de los momentos destacados de la tarde para un canterano. El joven base Javier Salinas, jugador habitual en la dinámica del primer equipo en los últimos años, disputaba sus primeros minutos en la categoría. El burgalés aprovechó la oportunidad y dirigió el juego del equipo durante varios minutos.

El Tizona no lograba reducir la ventaja en contra, ante un equipo rival muy serio en el rebote defensivo. Los melillenses alcanzarían una ventaja máxima de 19 puntos que Reaves se encargaría de reducir con un buen triple liberado. Misters, quien ya alcanzaba los 20 puntos en su cuenta personal, seguía intratable, con cuatros triples anotados en la primera parte. Los burgaleses lograron reducir ligeramente el resultado desfavorable. Tras el paso por vestuarios, Galarreta anotó los primeros puntos para el Tizona desde el perímetro (40-51). El propio alero anotaría una nueva bandeja tras un buen robo pocos minutos después.

Los locales se emplearon al máximo en defensa, logrando evitar varias conversiones rivales y forzando faltas en ataque del Melilla. Sin embargo, varias piezas clave del conjunto de Riera sumaban varias faltas personales, incluido Ayoze Alonso, quien tenía que sentarse en el banquillo tras cometer la cuarta personal. La diferencia se reduciría nuevamente hasta los diez puntos de desventaja tras un buen palmeo anotado por Rawson. Con ambos equipos pronto con el bonus por faltas activado, jugadores como Reaves o Sow se encargarían de convertir los lanzamientos en su paso por el tiro libre.

Llegarían entonces los mejores minutos del Tizona, mejorando en rebote y en acierto ofensivo, algo que le situaría a cinco puntos de culminar la remontada (58-63). La presión de los locales obligaría al Melilla Sport Capital a cometer más errores en sus posesiones. El tercer periodo terminó con una última bandeja de Iván Martínez que mantenía al Tizona con opciones de completar la remontada (60-68). El último cuarto comenzó con una nueva canasta de Wintering para el Melilla, uno de sus tres jugadores que se encontraban a una falta de la eliminación. La respuesta llegaría en forma de triple por parte de Spencer Reaves.

El Melilla Sport Capital no tardaría en dar la réplica, con el quinto triple de la noche para un acertado Andris Misters. Volvió a pista el capitán Ayoze Alonso, hoy lastrado por las faltas, pero no le tembló el pulso para anotar dos canastas en transición consecutivas (70-77). Sin embargo, en una jugada ofensiva posterior vería su quinta personal. El partido continuaba en un margen siempre inferior a los diez puntos de diferencia entre ambos conjuntos. Un nuevo triple de Galarreta mantenía vivas las esperanzas del Tizona, pero Ucles golpeaba para el conjunto de Alcoba en el poste bajo. El veterano alero era el más destacado de los locales, superando los 20 puntos con un nuevo triple.

El también experimentado Úriz tampoco fallaba su lanzamiento exterior y ponía a su equipo a solo cuatro puntos del rival (81-85). En un final de partido de máxima igualdad gracias a la remontada del Tizona, el base azulón tomo el mando y anotó en el poste bajo. Sin embargo, en la jugada posterior vería su quinta personal del encuentro a tan solo 23 segundos de la conclusión. Un nuevo triple de Kris Joseph volvía a dar vida al Tizona a tan solo siete segundos del final. Tras la falta posterior, el Melilla erraría ambos tiros libres y daría bola de victoria a los locales. Iván Martínez fue el encargado de buscar el lanzamiento que forzara la prórroga, pero su bandeja no logró entrar y el equipo de Lluís Riera no pudo culminar la remontada (88-90)

Ficha técnica:

TIZONA UNIVERSIDAD DE BURGOS: 88

MELILLA SPORT CAPITAL: 90

Tizona Universidad de Burgos: Alonso (7), Iván Martínez (6), Galarreta (27), Joseph (9), Barro (5) –quinteto inicial-, Sow (5), Úriz (12), Rawson (4), Salinas (-) y Reaves (13).

Melilla Sport Capital: Wintering (12), Sanz (4), Ucles (13), Misters (26), Tew (4) –quinteto inicial-, Marín (6), De Blas (-), Kamba (9), Menendez (-), Mbaye (11) y Sikiras (5).

Árbitros: Quintas Álvarez, Uruñuela Uruñuela y Cervantes Fernández.

Parciales: 19-29 / 18-22 / 23-17 / 28-22