Óscar Rio “Fosky” dependerá ahora del Burgos CF, que ya no entrenará más en la Ciudad Deportiva de Castañares

Oscar Rio, “Fosky”.- Foto:Burgosdeporte/Jarcha

La ruptura de relaciones entre el Burgos Promesas y el Burgos CF se materializa desde estos momentos, con cambios importantes desde este viernes. Por un lado, el hasta ahora técnico del Burgos Promesas, Óscar Río “Fosky”, deja de de entrenar al Burgos Promesas. El ténico ha cobrado hasta el mes de noviembre pero sus nóminas posteriores no han podido ser satisfechas. Desde el Promesas le ofrecieron continuar pero con una rebaja en su contrato inicial y el técnico ha decidido abandonar su puesto.

A Óscar Río le sustituye desde ahora Carlos Aguilera, que ya fuera técnico del equipo naranja la temporada pasada.

EL BURGOS NO PODRÁ ENTRENAR EN CASTAÑARES

Como ya anunció el presidente del Burgos Promesas la pasada semana en Burgosdeporte, si el Burgos no abonaba los importes estipulados por el alquiler de las instalaciones, no iba a poder entrenar en las mismas y así ha sido.

Desde el pasado jueves, los jugadores y técnico recogieron sus cosas de los vestuarios de la Ciudad Deportiva de Castañares y tendrá que entrenar a partir de ahora en otras instalaciones.

RUMORES Y TEMORES

Sin noticias oficiales por parte del Burgos CF, como nos tiene acostumbrados se disparan los comentarios en las redes sociales, muchos en el sentido de una posible marcha del Director Deportivo, Michu, e incluso del entrenador, Julián Calero, si no se le soluciona la situación que padece desde que comenzó la temporada de no poderse sentar en el banquillo.

Desde Burgosdeporte hemos intentado sin éxito desmentir o confirmar estos comentarios en redes sociales, que alarman y mucho a la afición del Burgos CF, que vive momentos de inquietud e incertidumbre.

Desde el Burgos CF no hay información sobre los verdaderos problemas de la entidad, ni de las conversaciones mantenidas en Madrid por los máximos responsables del club blanquinegro con la Federación Española y el presidente del Badajoz. El problema, se nos dice está solucionado, pero de momento no se confirma el aval de 280.000 euros necesario para salvar la situación.