La Federación de Castilla y León de Balonmano, con el consentimiento de los equipos participantes, se ha visto en la obligación de aplazar sine die la celebración de las copas de Castilla y León de balonmano.

Tanto en la categoría masculina, que cumpliría su cuarta edición, como en la femenina, que sería su tercera edición, correspondientes a la temporada 2020/21 deberán esperar dadas las circunstancias.

Las actuales restricciones sanitarias impiden la asistencia de público y ese es el motivo principal que une a las partes implicadas y que entienden que este evento debe ser una fiesta para el balonmano de Castilla y León y quienes lo viven y lo hacen posible.