(Fotografía: CD Mirandés)

El delantero llega libre procedente del Valladolid Promesas, tras su cesión al Izarra. La pasada temporada también militó en el Unionistas.

El Mirandés ha confirmado el primer fichaje para reforzar al equipo filial durante el mercado de invierno. Se trata del delantero Óscar González, que procede del Valladolid Promesas. “De gran corpulencia y envergadura. Destaca por su capacidad goleadora merced a un notable dominio del juego aéreo”, señala el club rojillo en un comunicado de prensa.

El ariete pucelano, que ya se ha ejercitado con sus nuevos compañeros en el campo de Ence, llega para ser una alternativa más para el ataque del equipo que dirige Jonathan Prado. Hasta la fecha, solo el ribereño Alfredo Sualdea ocupaba esa posición sobre el terreno de juego.

Óscar González se ha formado en el fútbol base vallisoletano hasta alcanzar el filial del Real Valladolid con el que debutó en la temporada 2018-19. Inició el pasado curso en el conjunto blanquivioleta para después jugar como cedido en el Unionistas de Salamanca. El Izarra fue su último destino. Al no contar con demasiados minutos de juego, ahora llega libre al Mirandés con la intención de seguir creciendo como futbolista.