(Fotografía: JARCHA)

Era un 11 de septiembre. El Burgos se desplazó a tierras asturianas, concretamente a Tuilla (Asturias) para enfrentarse al equipo local en la segunda eliminatoria de la copa del Rey. Antes se había impuesto al navarro San Juan por 3-1 en el Plantío. Los burgaleses se impusieron por 0-3. Aquella copa acabó a la tercera. El Nástic superó al Burgos en el Plantío (0-1) en un encuentro en el que los blanquinegros merecieron más y se quedaron a las puertas de jugar frente a un equipo de los importantes.

Luego, los blanquinegros, participaron en una copa más. El sorteo deparó como rival al Caudal de Mieres y también jugar el partido en el principado. La derrota (2-1) hizo que aquello fuera una copa fugaz que dejó mal sabor de boca.

Las participaciones en Copa del Rey siempre han sido bien recibidas por la afición burgalesa. El ambiente, el “bocadillo”, y poder aspirar a recibir a uno de los grandes son ingredientes que la hacen deseable.

Quizá sea este argumento anterior lo que ha hecho que hubiera escepticismo, e incluso enfado, tras ver la alineación que presentaba el Burgos para enfrentarse a un Andorra que, en Burgos, ha dejado mejor pinta sobre el papel que sobre el césped.

Pero lo cierto es que, si los no habituales no jugaban hoy, ¿cuándo lo van a hacer? Y además lo hicieron bien. El Burgos fue superior a su rival, controló más, jugó mejor y tuvo más opciones de gol. Una lástima que siga con la puntería desviada. No faltó mucho para pagar penalización por ello.

Y si Óscar López generó tranquilidad en la parroquia por su actuación, la entrada de Córdoba despejó dudas sobre reemplazos futuros. El equipo gustó y, desde luego, las dudas iniciales se despejaron pronto. Es más, hasta la pareja Elguezabal – Undabarrena llevó a alguno a apuntarse a ella.

Los menos habituales tendrán más oportunidades y sobre todo porque el trabajo hecho frente al Andorra de Piqué permite introducir una bolita con el nombre de Burgos en el bombo en busca de otro rival.

La plantilla y el técnico

El mejor: Cuando un equipo raya a buena altura es fácil señalar a uno y que otros vean otros. Pero en el partido de copa, sin duda, un jugador con merecimiento al mérito se lo lleva Javi Gómez. Y no tanto por el gol, que también, sino por el auténtico cuchillo que fue para el equipo rival. El toledano fue un quebradero de cabeza gracias a su velocidad, cambio de ritmo y conducción. Además aportó a la línea defensiva, realizando un partido muy completo. (9)

Óscar López: Aclaró algo muy importante en una plantilla. Hay portero suplente. El gerundense demostró ayer que es un muy buen portero mostrando cualidades importantes con dos paradas de mucho mérito. Además, se mantuvo tranquilo en la portería y demostró ser un jugador muy práctico. (8)

Álvaro Rodríguez: Es cierto que está haciendo una buena temporada. Frente al Andorra estuvo sensacional. Un incansable en la defensa que cuajó un gran partido, aportando al ataque esa velocidad que hace sufrir a los rivales. (8)

Aitor Córdoba: Entrar en el once tras una lesión sabiendo que no cuentas para la titularidad te obliga demostrar y estar bien, cosa no fácil en estas situaciones. Pero el central se mostró muy seguro, contundente y práctico. Rayó a muy buena altura y demostró que está preparado sin dudas. (7)

Elguezabal: Ya había jugado en el centro del campo anteriormente, pero su rendimiento en la defensa había convencido a todos. En el partido de copa nos dejó grandes sensaciones. Podemos contar con él para el cargo. (7)

Leak: Cumplió. Para ser su primer partido como titular y teniendo que competir con jugadores de altura, el jugador cumplió. (6)

Undabarrena: en la línea de Elguezabal. Importante en las labores defensivas colaboró en las ofensivas. Buen trabajo del capitán blanquinegro (7)

Pisculichi: El argentino disputó de los mejores minutos que se le ha visto en el Plantío. Contó con libertad de movimientos y desarrolló el trabajo por todo el campo. Aportó calidad en el juego. No le perdió la cara al aspecto defensivo y, aunque es lo que más le cuesta, incluso en esa faceta estuvo cumplidor. Lástima de no aprovechar la oportunidad de gol que tuvo. (7)

Raúl Navarro: Mejoró ostensiblemente su rendimiento sobre los últimos partidos. Estuvo en el lateral izquierdo y cumplió con creces. Gustó. (7)

Juanma García: Cuando el equipo está atascado él tira del carro. Cuando el equipo está bien, además es una tortura para el rival. Incansable, bregador, movilidad. Imprescindible. (8)

Roberto Alarcón: Tuvo más presencia en el juego y se comportó mejor en el cuadro defensivo. Aún tiene que progresar más porque tiene calidad y posibilidades para ello, pero cumplió en este partido. (6)

Guillermo: Salió desde el banquillo cuando el Burgos estaba bajando el rendimiento. Aportó en la referencia en la parte de arriba. Cumplió. (5)

Cerrajería: No tuvo tiempo para mucho. Mejoró la presencia en relación a anteriores partidos. También es cierto que en el momento que salió era más complicado brillar. (5)

Saúl Berjón: Aportó con su salida. Refrescó el equipo y se prodigó en varias jugadas. Marcó el segundo gol del equipo. (7)

Claudio Medina: El equipo necesitaba altura en el área. Sin embargo, cuando entró el partido estaba ya en otro punto. Aun así tuvo su opción de gol. (5)

Miki Muñoz: Esta temporada no está alcanzando el nivel de la temporada pasada. Es curioso, sobre todo por las circunstancias. Sin embargo, su salida en este partido dio frescura al equipo y le revitalizó. (6)

Julián Calero: Pues arriesgó con la alineación inicial y le salió más que bien. Con esto debiera conseguir revitalizar a jugadores que pudieran estar más desmotivados. Un pero… Creo que faltó un hombre de remate en punto de ataque. Faltó altura y eso impidió que muchas jugadas de banda acabaran con el balón al área. (7)