(Fotografía: JARCHA)

En esta ocasión, el Servigest Burgos se enfrenta a una doble jornada en apenas veinticuatro horas. El parón debido a la incidencia que la COVID-19 causó en el cuadro burgalés obliga a ir buscando huecos en las fechas para meter, casi con calzador, los partidos que se tuvieron que aplazar.

El primero será este mismo viernes 4 de diciembre, día en el que el Servigest Burgos se desplazará a Madrid a visitar al último campeón de liga y dominador de este deporte en España, y casi en Europa, durante los últimos años. El partido será a las 17:45 horas y se jugará en el Polideportivo de las Instalaciones Deportivas Del Canal De Isabel II en la capital de España.

Poco se puede decir sobre el rival que se encontrará el Servigest Burgos este viernes que no esté ya dicho. Un equipo casi de leyenda pero que no ha empezado la liga como tiene acostumbrados a sus seguidores, ya que ha caído derrotado en dos de sus cuatro partidos. Cuenta con una plantilla en la que todos sus componentes son jugadores de auténtica valía internacional, además de que llevan ya mucho tiempo jugando juntos.

“Debemos jugar para nosotros mismos, olvidarnos del rival y centrarnos en lo que sabemos hacer y en los aspectos que estamos trabajando en las entrenamientos para mejorar. Estamos buscando nuestra línea de juego ya que prácticamente nos encontramos como si estuviéramos al final de nuestra  pretemporada con todas las circunstancias que nos han rodeado en las últimas semanas”, apuntaba el técnico de los burgaleses.

Rodrigo Escudero continuaba con su exposición, incidiendo en lo importante que es evitar errores no forzados: “Vimos el pasado sábado que podemos competir contra los mejores, y trabajamos para hacerlo en todos los partidos. Somos los recién llegados, y muchos jugadores son nuevos, pero si minimizamos los errores propios, que el sábado nos impidieron lograr el triunfo, habremos dado un gran paso adelante.”

Para el sábado 5, tocará hacer frente al partido de la jornada 6 de la liga, en un encuentro que enfrentará al Servigest Burgos y al Bidaideak Bilbao BSR en el Polideportivo Txurdinaga de la capital bilbaína. Otro de los equipos que aspiran a hacerse con el título de liga en lo que se puede considerar la liga más abierta de los últimos años.

El equipo vasco ha ganado cuatro de sus cinco partidos hasta ahora, con victorias de mucha entidad como la que consiguió frente a Amiab Albacete en la primera jornada, y solo ha caído derrotado ante el líder actual de la liga, el imbatido Mideba que fue el verdugo de los burgaleses el pasado sábado.

Otro equipo en el que la gran mayoría de sus componentes son internacionales por sus respectivos países, y que este año, después de varios ya en la élite nacional e internacional de este deporte, parece estar en disposición de dar otro paso más adelante. El partido se jugará el sábado a las 18:30 horas.

La opinión del entrenador burgalés no cambia prácticamente nada con respecto a lo opinado del partido del viernes: “Si hay algo bueno de tanto compromiso en tan poco tiempo es que te da la oportunidad de practicar lo ensayado en los entrenamientos, pero la motivación es mucho mayor. Y a los jugadores siempre les gusta más jugar que entrenar. Puedes avanzar mucho más en dos partidos que en dos entrenamientos. Aunque Bilbao BSR sea un rival que jugará por otros objetivos, debemos acostumbrarnos a la exigencia que tiene esta liga y a no perder la cara a ningún rival. No debemos renunciar a nada de antemano”.

Reconoce Escudero, eso sí, los difíciles días que le esperan a su equipo: “No solo son estos dos partidos seguidos, es que también vamos a jugar el martes y después otros dos partidos el siguiente fin de semana. Pero es lo que toca, circunstancias externas nos han llevado hasta aquí  y seguro que nos harán más fuertes como grupo”.