Los hombres de José Alberto amenazan a un irregular equipo catalán, que en su feudo solo ha sido capaz de sumar siete puntos.- (martes, 21:30 horas).

El Mirandés buscará su cuarta victoria lejos de Anduva, en un campo en el que venció en la pasada temporada con una exhibición de juego. Cada partido es un mundo y ahora las circunstancias son bien diferentes. El equipo ‘jabato’ quiere aprovechar su buena dinámica de resultados para llevarse tres nuevos puntos, que le permitan situarse de lleno en la zona noble de la clasificación.

No es el objetivo prioritario, que sigue siendo la permanencia; pero los pupilos de José Alberto demuestran ambición y ganas de crecer en cada encuentro. “Es verdad que con la recuperación de Naïs, Jackson y Jirka tenemos muchas más posibilidades para plantear diferentes situaciones. Ojala lo que planteemos ante el Girona nos permita obtener un buen resultado. Será una salida muy exigente. Tenemos que ir con todos los sentidos puestos para hacer las cosas bien”, apunta.

El técnico asturiano ha hecho hincapié en las acciones a balón parado, claves en la categoría de Plata, y que podrían marcar la cita en Montilivi: “No ha tenido un buen arranque, pero empezó más tarde. Tiene una plantilla con nivel y muchas alternativas. La ausencia de Stuani le ha abierto la puerta de la titularidad a Sylla que está viendo portería con facilidad. Las bajas no las notan tanto como otros clubes que tiene plantillas más cortas”.

Los rojillos repiten convocatoria por tercera vez consecutiva debido a las ausencias por lesión de Barco, Vivian y Schutte. El delantero Moreno tiene todas las papeletas de regresar al once inicial tras partir desde el banquillo en el último duelo ante el Castellón; al igual que Víctor Gómez que volverá al lateral diestro. El extremeño Hernández Maeso dirigirá la contienda en Montilivi, mientras que el canario Pulido Santana estará en la sala VAR.