Los de Rodrigo Escudero no pudieron rematar sus  magníficos tres primeros cuartos  y acabaron cediendo ante la efectividad extremeña.

Partido muy disputado ante el líder.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Si desde la directiva del Servigest Burgos se había insistido por activa y por pasiva que el gran objetivo del equipo es mostrarse competitivo en la mejor liga del mundo, este sábado en el Talamillo los burgaleses han demostrado que  pueden plantar cara a los grandes equipos poniendo en verdaderos apuros al líder, un Mideba que ha tenido que sacar el máximo de sus estrellas para vencer en Burgos.

El primer cuarto fue todo un festival de este deporte, con un maravilloso intercambio de canastas y numerosos empates hasta que una cesta de Filipski puso en el marcador el 17 a 12.  El tiempo muerto del  entrenador visitante consigue parar la buena racha local  y  se llega al término del primer cuarto con los burgaleses venciendo 19 a 17.  Los primeros cuatro minutos del siguiente cuarto fueron los mejores momentos de los de Rodrigo Escudero en el partido. Es entonces cuando consiguen la máxima renta a su favor, merced a un parcial de 8 a 0, y se colocan 27 a 17, todo ello circulando el balón con gran soltura, con una muy buena eficiencia en el tiro a canasta y una gran defensa. Pero Mideba se recompuso enseguida, y cinco puntos consecutivos de Scott y una canasta de Sandoval, a la postre, máximos anotadores de los visitantes, pusieron el 29 a 26 a falta de tres minutos para el descanso. Todavía los visitantes recortaron un punto más al acabar la primera parte, yéndose los dos equipos a los vestuarios con el resultado de 33 a 31.

Un momento del Servigest Burgos- Mideba Extremadura.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

El parcial del tercer cuarto, 18 a 20, ya deja bien a las claras que los dos equipos siguieron mostrándose a un gran nivel, especialmente en el apartado ofensivo. Lo mismo los locales volvían a los cuatro puntos de ventaja, 39 a 35 en el minuto veintitrés, que los visitantes se ponían por delante mediante un espectacular triple de Scott desde medio campo tras una estupenda defensa burgalesa, 41 a 42 en el minuto veinticinco.  Pero las espadas se mantenían en todo lo alto y el partido se iba a los últimos diez minutos con empate a 51 en el marcador.

En ese último cuarto entró más acertado el Mideba, y merced a un parcial de 0 a 6 se colocó con lo que hasta entonces su máxima ventaja, 51 a 57. Rápidamente Arredondo y Filipski recortaron la diferencia hasta  el 55 a 57, con siete minutos por jugarse, pero el esfuerzo realizado le empezaba a pasar factura a los burgaleses, y  el partido entraba en sus últimos cinco minutos con el líder venciendo por 59 a 65. Además, unos segundos después el Servigest perdía a su máximo anotador, Filipski, por falta personales. No bajaron los brazos los locales, pero no conseguían reducir la ventaja visitante de los cuatro puntos, y, además,  a falta de dos minutos perdían también por faltas a su otra  estrella, Mena. Se entró en el último minuto todavía con opciones, 67 a 71, y a pesar de la buena defensa no se consiguió anotar, de modo que un tiro libre de Scott puso el resultado final en el marcador a falta de pocos segundos..

La buena noticia para los locales es que, tras las circunstancias vividas las últimas semanas, con ese parón al que se había visto sometido el equipo por causa del Covid 19, el entrenador burgalés no duda de que al Servigest Burgos todavía le queda margen de mejora.  “Creo que hemos estado a un gran nivel, no sólo durante el partido sino a lo largo de toda la semana. Valoro mucho el esfuerzo de todo el grupo para recuperar el nivel de competición, teniendo en cuenta que veníamos de tres semanas sin entrenar y nos enfrentábamos a un serio candidato al campeonato. Hemos hecho un gran trabajo defensivo sobre sus tiradores y en ataque hemos sabido superar la presión defensiva que nos ha planteado Mideba. El juego colectivo ha rozado un nivel muy alto. Los despistes en acciones puntuales y la gran calidad que atesora el equipo extremeño han hecho que la victoria se decante de su lado. Debemos continuar en esta línea de trabajo para seguir siendo competitivos.” Estas son las palabras al final del partido de un Rodrigo Escudero que no podía ocultar el orgullo por el trabajo de todo su grupo durante los últimos días al mismo tiempo que la tristeza por la oportunidad perdida.

SERVIGEST BURGOS                   67:

Mena (6), Filipski (27), Arredondo (12), Bonner (4) y Macek (10) -cinco inicial-  Hélder (-),  Abdoul (4),  Fryer (4),  Domingos (-),  Siaurusaitis (-), Cruz (-)  y  Alvaro (-)

MIDEBA EXTREMADURA            72:

Scott (22), Pérez (2), Pratt (2), Bridge (6) y Sandoval (24) –cinco inicial-   Bates (16), Chirino (-), Granados (-), Romero (-) y Navarro (-)

Parciales: 19-17; 14-14 (33-31); 18-20 (51-51); 16-21 (67-72)

Árbitros: De la Piedad, Tejido y Hernández. Señalaron 20 faltas a los locales y 10 a los visitantes. Eliminados Filipski (min. 35) y Mena (min. 37) por los locales

GALERIA DE FOTOS DEL PARTIDO.- JARCHA/BURGOSDEPORTE