burgosnoticias.com 

El Grupo Municipal Popular va a solicitar al Servicio de Intervención Municipal que requiera las cuentas económicas del Burgos CF SAD, antes de que la Junta de Gobierno proceda a adjudicarle la concesión del estadio Municipal del Plantío durante los próximos 40 años y mientras tanto quede en suspenso ese proceso de adjudicación, según ha adelantado el concejal popular, César Barriada.

En este sentido, Barriada se ha mostrado preocupado por la situación económica que presenta el Burgos CF con un déficit pasivo de 3’3 millones de euros que arroja su auditoría, las deudas que mantiene con el anterior entrenador, o con otros jugadores de anteriores temporadas, al tiempo que ha recordado que en el pliego elaborado no se exige al licitador que presente sus cuentas, tan sólo le pide unos requisitos mínimos de solvencia.

Barriada sostiene que estas circunstancias que tienen que ver con la economía del Burgos CF SAD, genera incertidumbre a todo el proceso de adjudicación, en un pliego que contempla inversiones en el estadio de 6’6 millones de euros, con una nueva Tribuna, cambio del césped y remodelación de Oficinas, unas cifras que Barriada considera insuficientes para todo lo que se contempla en el pliego. El concejal popular  exculpa en todo este asunto al licitador ya que dice que tan sólo “se ha limitado a presentar lo que se le pedía para optar a la concesión, en un pliego hecho a su medida”.

Con respecto a la posibilidad de revertir el contrato o rescatar la concesión porque el licitador no cumpla con el pliego, Barriada ha calificado de “ridícula” la cantidad estipulada para la garantía que se establece en 368.000 euros para una inversión de 6’6 millones de euros, antes de explicar que esto implicaría dejar a la ciudad durante un período de tiempo sin su instalación deportiva más importante “con el consiguiente perjuicio para el resto de clubes de Burgos que no la podrían utilizar en caso de subir categoría”.

El edil popular ha puntualizado que ni el Burgos CF SAD, ni el resto de clubes de la ciudad tienen culpa por esta situación y ha acusado directamente al alcalde, Daniel de la Rosa, con la complicidad de Vicente Marañón, de estar “empecinado en sacar adelante este proyecto cueste lo que cueste”, y ha manifestado desconocer si esta actitud “se debe a un oscuro acuerdo”.

Por todo ello, pide al Equipo de Gobierno que debido a la incertidumbre económica que rodea el Burgos CF SAD, y antes de tomar una decisión al respecto sin conocer el estado de sus cuentas, “es preferible dejar sobre la mesa y en suspenso la adjudicación, mientras que Intervención solicita la cuentas a la entidad local para comprobar su solvencia”, ya que asegura, “de lo contrario se podría hipotecar el futuro del estadio de El Plantío durante los próximos 40 años y no se puede jugar con el patrimonio municipal”.

Barriada ha recordado que la única forma que tiene el Burgos CF SAD de compensar un déficit pasivo de 3’3 millones de euros es ampliando capital o incorporado los activos procedentes del estadio municipal de El Plantío, por lo que pide a De la Rosa “miras más altas y que deje de imponer su impronta”.