El Mirandés se enfrentará al Castellón mañana sábado, desde las 20:30 horas, en Anduva. El entrenador de los rojillos, José Alberto, no quiere relajaciones ante los pupilos de Óscar Cano, que solo han conseguido una victoria en los 10 últimos partidos.

El conjunto mirandesista firmó frente a la Unión Deportiva Las Palmas el mejor inicio en Segunda de su historia tras la jornada 14. El equipo rojillo suma 22 puntos en su séptima temporada en la categoría de Plata, superando el anterior registro que data de la campaña 2015/16 con un punto menos.

Pese al dato, José Alberto prefiere poner nota al equipo una vez finalice el campeonato: “Son cosas que gustan está claro, pero lo que sirve es el final. Nuestro objetivo es muy claro por presupuesto y plantilla. Ambición todos tenemos, pero hay que tener en cuenta siempre el siguiente partido”.

El conjunto ‘jabato’ buscará la tercera victoria consecutiva ante otro recién ascendido. El Castellón llega con muchas urgencias a Anduva y con un solo triunfo en los últimos 10 encuentros disputados.

“No debemos mirar la clasificación. Solo hay que estudiar las virtudes y defectos del rival para intentar ganar. Si pensamos que por tener una buena racha ganaremos, nos llevaremos un bofetón. Esa es la realidad. Los jugadores tienen mucho respeto y el Castellón es peligroso. Es un equipo con capacidad”, apunta.

Misma convocatoria que ante Las Palmas

Mario Barco, Vivian y Schutte serán bajas para afrontar la cita de mañana. José Alberto sigue sin dar pistas sobre el posible once que ponga en liza, aunque podría haber rotaciones debido a la carga de partidos: “Queremos ir viendo los estados de forma de los jugadores y en función de su rendimiento y de cómo se encuentren, tomar la mejor decisión para el equipo. No creo que por ser jóvenes tengamos ventaja sobre otros clubes. Los futbolistas son conscientes de un buen descanso y la alimentación”.

Cuestionado sobre la aportación de dos jugadores que han recalado este pasado verano en el Mirandés, procedentes de países balcánicos, Erik Jirka y Bojan Letic, el técnico ovetense descarta que a este último le esté costando adaptarse al fútbol europeo.

“Estamos muy contentos con Letic y con el resto de jugadores. El fútbol es un deporte universal y se juega igual aquí que en Eslovaquia o Serbia. Lo único que pedimos es estado de forma y rendimiento, pero quizá el día de mañana esté en el campo”, subraya.