Los azulones sufrieron un duro correctivo ante el Leche Río Breogán que se mostró intratable y rompió el partido en el segundo cuarto

Breogán fue muy superior al Tizona.- Foto: CB Tizona

El Tizona Universidad de Burgos no podrá irse al parón de selecciones con un buen sabor de boca. Los de Jorge Elorduy cayeron ante el Leche Río Breogán por 90 a 53 en el Pazo de Lugo. Pese a un inicio igualado en el que los azulones dieron una buena imagen ante uno de los equipos favoritos de la categoría, el partido se rompió pronto. Los gallegos comenzaron a distanciarse en el marcador desde el segundo cuarto. aprovechando la falta de acierto ofensivo del Tizona. El Tizona trató de remontar en la segunda parte, pero su rival se mostró más fuerte y cerró el choque con un abultado triunfo.

El equipo azulón recuperaba con este su segundo y último partido aplazado, aprovechando el parón en la liga provocado por las ventanas FIBA. Sin tiempo para celebraciones tras la victoria ante el Destino Palencia y con la baja aún en la pintura de Tyler Rawson, Jorge Elorduy apostaba de nuevo por un quinteto inicial diferente al de las primeras jornadas, dando entrada a jugadores como Kody o Iván Martínez. El norteamericano Joseph también era de la partida y no tardaría en jugar varios lanzamientos exteriores. De sus manos llegarían los primeros puntos burgaleses, con un triple a tabla y una posterior penetración ante la oposición de varios rivales.

Los locales cometieron desde un inicio bastantes faltas, mandando pronto a su rival a la línea de tiros libres, donde Iván Martínez no perdonaría (10-10). El Tizona aprovechó una pérdida local para igualar el choque y los jugadores salidos del banquillo se sumaron a la anotación. Galarreta marcaba desde media distancia y Úriz lo intentaba desde el triple. Los hoy naranjas, sin embargo, no tenían el acierto deseado en el lanzamiento, por lo que su rival cogió nuevamente una ligera ventaja (16-12). La recta final del primer cuarto estuvo marcada por las imprecisiones ofensivas en ambos conjuntos, con un Tizona correcto en el aspecto defensivo (18-13).

Tizona luchó hasta el final, pese al resultado.- Foto: CB Tizona

Los burgaleses iniciaron con mejor pie el segundo cuarto, logrando igualar de nuevo el encuentro. El norteamericano Reaves se estrenaba desde el triple y Úriz anotaba de dos. Pese a ello, los lucenses lograrían un parcial de 11-0 en su favor, culminado por una canasta sobre la bocina de Aboubacar en el poste bajo (29-18). Los de Jorge Elorduy además vieron como sus interiores pronto se cargarían de faltas, dificultando las defensas cercanas a canasta. Ayoze anotaba una buena canasta para romper la sequía anotadora de los azulones, pero los locales se encontraban muy cómodos en su pista gracias a una ventaja que continuaba creciendo (38-22). La falta de acierto en el tiro libre pasó factura al Tizona, que recortaría distancias por medio de Imobach con una buena jugada personal que acabó en canasta.

El Leche Río Breogán seguía intratable y, aprovechando cualquier mínimo descuido de su rival, logró una ventaja máxima de veinte puntos poco antes del descanso (44-24). La segunda parte arrancaba con sendos triples de Sollazzo y Kacinas desde ambas esquinas de la cancha. Los locales no hacían prisioneros y seguían aumentando su renta en el electrónico. El Tizona, por su parte, lograba sus primeros puntos del tercer periodo por medio de un participativo Úriz y del veterano Galarreta, que volvía a cancha. Los burgaleses trataban de no perderle la cara al choque y recortaron distancias gracias a un mate de Diop y un triple del propio Úriz (60-36). Tras ello, era Galarreta quien anotaba nuevamente, en esta ocasión desde el perímetro.

La reacción de los azulones no duraría mucho y Mo Soluade cerró con un triple el tercer periodo, con una importante ventaja para el Leche Río Breogán (71-42). No llegaban buenas noticias para los burgaleses, quienes perdían una de sus piezas interiores, tras ver Diop su quinta falta personal. La diferencia en contra parecía ya insalvable, pero el Tizona no bajaba los brazos y buscaba acercarse en el marcador. Pomares y Joseph volvían a cancha, apostando Elorduy por un quinteto de tiradores. Por parte gallega, Iván Cruz y Kevin Larsen ampliaban la renta de los suyos (84-47).

La intensidad y anotación de ambos conjuntos decayó con el paso de los minutos. Mus Barro y Joseph anotaban con un mate y una canasta a tablero, respectivamente, para maquillar el resultado. Los locales respondían con una rápida transición que culminaba Rivas para cerrar el encuentro. El Tizona volvió a Burgos con las manos vacías y piensa ya en su próximo encuentro, en el que recibirá al Cáceres Patrimonio de la Humanidad en El Plantío.

Ficha técnica:

LECHE RÍO BREOGÁN: 90

TIZONA UNIVERSIDAD DE BURGOS: 53

Leche Río Breogán: Kacinas (7), Díaz (2), Larsen (17), E. Quintela (5), Sollazzo (13) –quinteto inicial, Soluade (6), Sánchez (-), Rivas (4), Arco (3), Aboubacar (8), Cruz (19) y S. Quintela (6).

Tizona Universidad de Burgos: Ayoze (9), Iván Martínez (4), Joseph (7), Kody (5), Barro (4) –quinteto inicial-, Imobach (2), Úriz (9), Diop (2), Galarreta (8), Reaves (3) y Revilla (-).

Árbitros: Lema Parga, Martínez Prada y Piñeiro Amondaray.

Parciales: 18-13 / 26-13 /  27-16 / 19-11