La Cultural Leonesa será el próximo rival del Burgos.- Foto Cultural

La quinta jornada ha venido presidida por los empates. De los cuatro partidos disputados, solo el Burgos logró hacerse con la victoria. Esto hace que la temporada cobre cierta “locura” en cuanto a su clasificación general.

Porque, los burgaleses, que estaban en zona de luchar por no descender en la jornada precedente, ha dado un salto y se aúpa a la segunda posición, demostrando lo igualado de un grupo que, jornada a jornada, deja más claro que queda mucho por decir, y que, los previsiblemente mejores, no lo son tanto y que otros, que parecían no contar tanto, aparecen como protagonistas y serios candidatos a todo.

Quizá el Langreo sea el equipo de moda en el grupo. Aun sin jugar en esta jornada, por un nuevo partido aplazado por la COVID-19, los asturianos se mantienen en todo lo alto de la tabla y, a medida que pasan las semanas, se perfila como un serio candidato a decir más cosas.

Y la razón del buen momento del Langreo se debe a que equipos como la Cultural o el Numancia no terminan de lograr el punto de juego esperado. Los leoneses no tenían un partido fácil frente a un Valladolid B que vive esta temporada del recuerdo de la pasada, pero que, en ésta, no parece tener tanta pegada. Aun así logró un meritorio empate frente a los culturalistas manteniéndoles en una zona intermedia a tiro de todo (para lo bueno y lo malo).

Y si la Cultural se atraganta como forastero, tampoco el Numancia parece haberle terminado de coger el pulso a su versión visitante en esta nueva categoría que tenía ya olvidada. Dos empates (Cultural y Oviedo) y una derrota (Sporting B) penalizan al equipo de Mandiola y le privan de estar en todo lo alto. En esta jornada tuvo un complicado rival en el filial carbayón con el que empato sin goles. Como curiosidad, su última victoria como forastero se remonta al pasado diciembre en un partido jugado en el Carranza frente al Cádiz. Eran otros tiempos.

Es decir, y resumiendo, tanta igualdad que ese tópico tan usado de “aquí puede ganar cualquiera” se puede aplicar en toda su regla. Igualdad que genera cierta locura a la hora de analizar la clasificación y que deja dudas de quiénes estarán luchando al final por las tres primeras plazas.

Solo en la parte de abajo parece que se aclaran un poco las cosas. Covadonga y Marino no reaccionan y la diferencia de puntos comienza a ser importante para superar la fase en la lucha por no descender a tercera. Lo peor es que, con el ritmo de puntos que llevan, afrontar la segunda fase, puede hacérseles más duro todavía.

Por cierto, y hablando del grupo A, Pontevedra y Deportivo, aquí sí, cumpliendo con los pronósticos, se adelantan en lo alto de la tabla con once puntos, a tres de sus inmediatos perseguidores. Por lo bajo, llama la atención un Salamanca que apuntaba a pelear por todo y que marcha en la parte baja con una sola victoria, precisamente la que ha conseguido esta semana frente al colista, el Coruxo gallego.