El base del Hereda San Pablo Burgos firmó una extraordinaria actuación para alzar a los de Joan Peñarroya hasta el triunfo

Renfroe en un momento del partido.- ACB Photo/A. Baúlde

El Hereda San Pablo Burgos conquistó una importante victoria frente a Monbus Obradoiro en el encuentro de la noche del sábado en el Multiusos Fontes do Sar. El cuadro castellano fue capaz de dominar la práctica totalidad del partido, gracias al gran trabajo de hombres como Dejan Kravic (14 puntos y 11 rebotes) y a la extraordinaria actuación de Alex Renfroe (31 puntos y 34 de valoración). Los de Joan Peñarroya afrontan ahora el parón por la ventana FIBA de noviembre asentados en la zona noble de la clasificación de la Liga Endesa.

Arrancaba el duelo en el Fontes do Sar con Monbus Obradoiro tomando el liderato del electrónico gracias a sus buenas opciones ofensivas (10-2) en unos compases del encuentro con bastantes imprecisiones por parte de ambos equipos. El Hereda San Pablo Burgos se ponía el mono de trabajo y retomaba entonces la delantera (10-11). Dos triples hilados de Thad McFadden y Alex Renfroe le daban cuatro de ventaja a los de Peñarroya (13-17), que veían cómo entraba en pista Laurynas Birutis para acercar a los suyos (15-17). La buena defensa de Álex Barrera en el ataque local permitía a los castellanos hacerse con la última posesión del cuarto. Los dos segundos y medio restantes le bastaron a Renfroe para convertir un triple sobre la bocina del cuarto (15-20).

El duelo de triples entre Barrera y Pepe Pozas abrió un segundo periodo en el que continuaba destacándose Renfroe, que llevaba la máxima visitante hasta los diez puntos (18-28). El buen porcentaje exterior de los de Moncho Fernández, con Jake Cohen liderando, les permitía mantenerse en la pelea por el resultado (30-36). Jasiel Rivero y Dejan Kravic ponían su aportación desde la pintura para que los burgaleses continuaran controlando el partido (33-42), con una renta que se acortó al descanso tras una canasta de Pozas (35-42).

Un momento del partido.- ACB Photo/A. Baúlde

Los burgaleses seguían comandando el encuentro a pesar de los intentos de Kassius Robertson de acortar diferencias para los locales (43-47). Renfroe sostenía la anotación burgalesa (45-51) antes de entrar en tres minutos de sequía de anotación entre dos equipos que acumulaban pérdidas sobre la cancha. Los bases del Hereda San Pablo Burgos lograban, al fin, desatascar el aro (45-56). Los de Peñarroya conseguían controlar mejor el balón que los de Fernández en este cierre del tercer cuarto y ampliaban la máxima a los doce puntos (48-60).

El conjunto castellano asentaba su ventaja a base de triples, con Renfroe y McFadden (50-66), en un inicio de último cuarto en el que le pesaban los errores ofensivos a los obradoiristas. Pulía con esmero Alex Renfroe su brillante actuación para alcanzar su tope de anotación en la Liga Endesa, que se fijó en 31 puntos al término del duelo. Los castellanos manejaron con acierto su ventaja en los compases finales para conquistar la octava victoria de Liga Endesa en una difícil cancha como la del Fontes do Sar (63-78).

Tras el parón por la ventana FIBA, el equipo burgalés disputará su próximo partido de Liga Endesa ante el Real Madrid, el domingo 6 de diciembre, desde las 18:30 horas, en el Coliseum.

Ficha técnica

63 – Monbus Obradoiro: Pepe Pozas (12), Chris Czerapowicz (-), Laurynas Beliauskas (3), Jake Cohen (14) y Steven Enoch (11) –cinco inicial– Álvaro Muñoz (3), Albert Oliver (-), Laurynas Birutis (7), Rafa García (4), Kassius Robertson (6), Álex Suárez (3), Martín Fernández (-).

78 – Hereda San Pablo Burgos: Omar Cook (5), Thad McFadden (14), Miquel Salvó (3), Jasiel Rivero (8) y Dejan Kravic (14) –cinco inicial– Alex Renfroe (31), Vitor Benite (-), Kenneth Horton (-), Álex Barrera (3), Jordan Sakho (-), Xavi Rabaseda (-), Kareem Queeley (-).

Cuartos: 15-20; 20-22; 13-18; 15-18.

Árbitros: Juan Carlos García González, Raúl Zamorano y Rubén Sánchez Mohedas.

Incidencias: Partido correspondiente a la duodécima jornada de la Liga Endesa disputado en el Multiusos Fontes do Sar a puerta cerrada.