Un momento del partido.- Telefoto.

El resultado lo dice todo. El UBU Bajo Cero logró una contundente victoria a domicilio, ante el Independiente de Cantabria, por 3-55. Un partido que tuvo de cara desde los primeros minutos hasta el final, ante un rival que fue incapaz de sobreponerse a la avalancha burgalesa.

Un tiro a palos transformado por Weersma abría el marcador para el UBU Bajo Cero a los 13 minutos y a partir de ese momento todo fue sobre ruedas para el equipo castellano. Un ensayo de Castiglioni que fue convertido por Weersma, junto con otro ensayo de Silvestre y otro del propio Weersma daban 24 puntos inapelables al conjunto amarillo, mientras el Independiente solo lograba una transformación de tiro a palos a los 31 minutos por medio de Mata. Fue su única puntuación, porque al descanso se llegaba con un claro 3-24 y el parcial de la segunda fue de 0-31, lo que deja patente la diferencia entre uno y otro equipo en este partido.

Otro momento del partido en Santander.- Telefoto.

La dinámica del encuentro fue clara, con un Independiente agarrotado, al que nada le salia bien, mientras el UBU Bajo Cero jugó a placer gran parte del partido sin que viera en ningún momento peligrar su victoria nclara, contundente y merecida.

Un ensayo de Albareda, otro de Beltramino, junto con uno de Snyman, otro de Rocaríes y otro de Weersma, redondearon la cuenta anotadora del conjunto burgalés, que suma una clara y contundente victoria ante un rival que no tuvo su día.