ferroplas

(Fotografía: Víctor Quintana / Palencia Baloncesto)

El Tizona Universidad de Burgos ya sabe lo que es vencer en la LEB Oro. Los azulones lograron una gran victoria en el derbi regional ante el Destino Palencia gracias a una mejora en el juego de todo el bloque. El trabajo en los entrenamientos dio sus frutos y el equipo se mostró muy acertado en el tiro durante todo el encuentro. Los azulones se sobrepusieron a un buen inicio de su rival y pronto dieron la vuelta al marcador gracias al acierto exterior de Kris Joseph, que lograría hasta seis triples. En el tercer cuarto, los burgaleses dominaron el partido a placer y ampliaron su renta hasta los 20 puntos. Esta renta fue ya insalvable para los palentinos y el triunfo quedó en manos del Tizona.

Jorge Elorduy dispuso dos modificaciones en su quinteto inicial con respecto al presentado en los choques previos. Reaves dejaba su puesto a Iván Martínez y Kody suplía al lesionado Rawson, que finalmente no se recuperó a tiempo del golpe sufrido en el cuádriceps. Por su parte, el Destino Palencia llegaba a este encuentro tras dos semanas sin jugar y pronto se notó su intención de tomar el mando del partido, algo lograr un parcial inicial de 9-0. Los azulones se estrenarían en el partido con una buena conexión entre Iván y Barro. El propio pívot senegalés repetiría poco después colgándose del aro del pabellón palentino. El veterano Úriz entró en cancha y anotó desde la línea de tres para impulsar a su equipo (12-7). Galarreta y Reaves entraron en pista y no tardarían en anotar, logrando la pronta reacción de los burgaleses.

El propio norteamericano convirtió un nuevo lanzamiento y puso el empate en el electrónico antes del descanso (14-14). El Tizona se encontraba cómodo con su juego y Joseph y el propio Reaves colocaron a su equipo por delante al término del primer cuarto (16-19). Los palentinos se encomendaron entonces a la aportación interior de Borovnjak y la entrada en pista de Jabari Narcis, que pronto mostraría su acierto en el tiro. Sin embargo, el Tizona parecía haber aprendido de los errores de partidos previos y con un nuevo triple de Jospeh ampliaba su renta hasta los cinco puntos (21-26). La conexión entre los norteamericanos parecía funcionar y, en la jugada posterior, era el alero quien asistía para la canasta de Spencer.

El Destino Palencia intentaba recortar distancias desde el triple por medio de Richotti y Purifoy, pero Barro se encargaba de anotar para los visitantes en el poste bajo. El juego interior de los hoy naranjas también mostraba una mejoría y Ayoze e Iván Martínez estrenaban su casillero individual (34-34). El esfuerzo de los locales por remontar se vio frustrado por la gran actuación ofensiva de Joseph. El canadiense cogió la medida al aro rival y se marchó al descanso con hasta cinco triples anotados (44-48). Los minutos finales de la primera parte traerían además otra buena noticia en forma de debut. El canterano burgalés del Tizona, Fernando Revilla, se estrenaba con el equipo en la categoría.

El tercer cuarto comenzó de nuevo con un acertado Joseph que anotaba, esta vez desde la pintura, tras un pase filtrado por Johan Kody. La diferencia alcanzaría una máxima renta de doce puntos con dos triples consecutivos del propio canadiense y del capitán Ayoze. Los de Jorge Elorduy se sentían muy cómodos en la cancha y su gran juego ofensivo les permitió endosar un parcial de 14-1 a su rival. Su diferencia entonces llegaría a ser de hasta 17 puntos a su favor, tras un triple de Iván Martínez (47-64). Los palentinos continuaban errando sus lanzamientos y la buena defensa burgalesa les impedía remontar la brecha abierta en su contra.

El final del tercer periodo se tornó algo más trabado, con ambos equipos entrando pronto en bonus y tomando protagonismo los tiros libres. La diferencia llegó a ser de 20 puntos al final del mismo, tras un triple de Ricardo Úriz que evidenciaba la mejoría en el juego de los burgaleses. Además, el Tizona mostró una mejor actuación en el rebote que en choques previos, favorecida por la intensidad defensiva del senegalés Mus Barro, autor de un doble-doble. Por su parte, el Destino Palencia no lograba entrar en el choque, habiendo anotado únicamente nueve puntos en todo el cuarto (53-73).

La rotación azulona funcionaba de forma exitosa y todos los jugadores presentes en pista aportaban en el juego del Tizona en ambos lados de la cancha. Jorge Elorduy decidió colocar durante gran parte del partido a Joseph como cuatro, para suplir la ausencia de Rawson y el canadiense cumplió con creces, terminando el choque como máximo anotador con 23. En los minutos finales, los burgaleses vieron mermado su juego interior, al ver Diop su quinta falta personal y al situarse Kody a solo una de la eliminación.

El Destino Palencia confió de nuevo en Narcis, que anotaría dos triples consecutivos (66-81). Los burgaleses comenzaron a medir los tiempos del encuentro, alargando sus posesiones en busca de una victoria que parecía encarada. Sin embargo, los naranjas no podían fiarse, ya que Narcis seguía acertado desde el perímetro y ponía a los suyos a doce puntos de su rival. Pese a ello, el Tizona no dio su brazo a torcer y logró culminar sin apuros una importante victoria, la primera de la temporada en esta nueva categoría.

Ficha técnica:

71 – Destino Palencia: Richotti (22), Camara (2), Gatell (5), Purifoy (2), Borovnjak (15) –quinteto inicial-, Massarelli (-), Narcis (17), Soler (-) y Dani Rodríguez (8).

85 – Tizona Universidad de Burgos: Ayoze (7), Iván Martínez (5), Joseph (23), Kody (2), Barro (15) –quinteto inicial-, Imobach (-), Úriz (15), Diop (2), Galarreta (6), Revilla (-) y Reaves (10).

Árbitros: Mas Cagide, Ríos Marcos y Esteve Malmierca.

Parciales: 16-19 / 28-29 / 9-25 / 18-12.

ferroplas