Dos goles de Zabaco y Pisculichi dan la victoria al Burgos ante el Marino en un partido sin brillo.

Momento del primer gol marcado por Zabaco.- Foto: BCF Media

Si lo importante es ganar y sumar tres puntos, el Burgos cumplió. Si lo que vale es vencer y convencer, el Burgos de Calero no fue un equipo brillante ni convenció por su buen juego, pero a estas alturas era importante sumar los tres puntos y ante el Marino en El Plantío el Burgos no podía fallar y no lo hizo.

Dos goles, el primero de Zabaco en el primer tiempo y otro de Pisculichi a falta de cuatro minutos para el final, sentenciaron a un Marino con poco recorrido y que apenas inquietó, aunque bien es cierto que nunca renunció al ataque y que, con lo ajustado del resultado durante muchos minutos, puso la incertidumbre hasta el segundo gol.

En el primer tiempo el Burgos fue mejor y tuvo las mejores oportunidades para marcar. Además esta vez el gol llegó pronto, en una de las primeras ocasiones blanquinegras, tras un buen centro de Saúl Berjón, que peina de cabeza Juanma y remata a la red Zabaco.

El 1-0 ponía tranquilidad en el Burgos, y el partido estuvo muy parado, sin apenas reacción del Marino y un Burgos muy cómodo sobre el terreno de juego.

Guillermo no llegó a rematar un buen balón en un pase largo, Alarcón lo intentó con un buen remate a los 17 minutos que detuvo el guardameta visitante y Juanma a los 22 minutos no llega por poco a un remate en jugada de Saúl Berjón, que pudo suponer el segundo gol. También Alarcón lo intentaba desde fuera del área y Elgezabal tuvo una clara ocasión tras un saque de esquina, pero detuvo el guardameta Aramburu.

Celebrando el segundo gol.- Foto: BCF Media

Con la ventaja mínima el Burgos se fue al descanso y en la segunda parte, el equipo blanquinegro jugó más a destruir que a crear, en un partido que tenía a su favor, con tres puntos importantes en juego, pero pero que se podía torcer en cualquier jugada desafortunada, que el Marino buscaba sin demasiada intensidad.

El Burgos apenas inquietó en esta segunda mitad y el Marino pudo truncar la tarde en una jugada dudosa, con una entrada de Zabaco y caída de un jugador visitante en el área burgalesa, que reclamaron como penalti. Y poco más, porque la salida en los últimos minutos de Rosales y Pisculichi, aportó mayor control del balón al Burgos, que en el minuto 86 sentenciaba el partido con un gol de Pisculichi.

Una victoria importante, con dos goles del Burgos, que no es poco, y juego poco brillante, que deja algunas dudas sobre un Burgos Cf que tendrá una prueba de fuego la próxima jornada frente a la Cultural Leonesa, en un partido de aspirantes, en que se podrá medir el verdadero potencial del conjunto blanquinegro.

Lo mejor, que en estos momentos el Burgos ya ocupa puesto de promoción de ascenso, aunque hay varios equipos con un partido menos. Por eso, ante el Marino, ha sido una victoria para soñar, esperando que el sueño pueda convertirse en realidad.

FICHA TÉCNICA

BURGOS C.F: Barovero, Álvaro R., Zabaco, R. Navarro, Juanma (Piscu 83´), Cerrajería (Mumo, 61´), Guillermo (Claudio Medina, 65´), R. Alarcón (Javi Gómez, 61´), Elgezabal, Lobato, Saúl Berjón (Rosales 83´).

CLUB MARINO DE LUANCO: Aramburu, Borja, Sergio Orviz (Alex Arias, 61´), Trabanco, César Suárez, Luis Moran, Nino (Chiqui, 72´), Guaya, Lora (Borja Rodríguez, 72´), Michel (Mendi, 81´), Miguel Prado

ÁRBITROS: Miguel Sesma Espinosa asistido por Ángel David Domínguez Zapatero y David Moreno Pardo, amonestó al local Alarcón.

GOLES: 1-0 Zabaco (13´), 2-0 Piscu (87´)

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la quinta jornada de Segunda División “B” disputada en el estadio “El Plantío” a puerta cerrada.