Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Una auténtica avalancha de partidos tiene por delante el Hereda San Pablo Burgos, ni más ni menos que cuatro partidos en 8 días, sin solución de continuidad. El calendario de compromisos se le acumula al conjunto de Joan Pañarroya, que ya puede coger fuerzas después del último aplazamiento, porque las va a necesitar.

A saber, el equipo de Burgos afronta el domingo su partido de liga acb ante el Valencia, pero apenas concluya este complicado encuentro el conjunto de Joan Peñarroya deberá tomar el avión para viajar hasta Bélgica para jugar el martes 10 de noviembre ante el Oostende, en partido de la Baskeball Champions League.

Pero el torbellino de partidos acumulados continua, porque tan solo dos días después, el jueves 12 de noviembre, con el tiempo justo para regresar y poco más, les espera el UCAM Murcia en el Coliseum, en partido aplazado del pasado miércoles.

Y la montaña rusa de partidos no se detiene, ya que el domingo 15 deberán afrontar otro encuentro de liga acb frente a Estudiantes. Casi nada.

Un panorama impresionante de partidos acumulados, sin tiempo apenas para entrenar ni siquiera para pensar en el siguiente encuentro. Un verdadero reto, veremos con qué resultados.