Según la información facilitada por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, la provincia burgalesa registra a día de hoy, 51 brotes activos con 582 los casos vinculados a estos brotes activos, seis más que en la jornada de ayer.

Además se contabilizan 314 fallecidos en hospitales, tres más que ayer, y hay que lamentar un fallecido más en residencias de ancianos lo que deja el número total en 214 muertos por Covid-19 desde que comenzó la pandemia.

En la provincia de Burgos, se han registrado un total de 423 acumulados positivos por PCR. En el Hospital Universitario de la capital la UCI tiene 34 pacientes ingresados con Covid, lo que supone el 81% de todos los pacientes ingresados en la unidad de críticos. En estos momentos existe un porcentaje de ocupación del 77% de las camas habilitadas en la UCI burgalesa.

Los datos son especialmente alarmantes en la capital ya que se encuentra por encima de los 1.300 casos por cada 100.000 habitantes. En Aranda, la incidencia ha crecido, aunque de forma más sostenida, con cerca de 850 casos por cada 100.000 habitantes, mientras en Miranda se ha reducido a los 570 casos por cada 100.000 habitantes.