El entrenador del Hereda San Pablo Burgos, Joan Peñarroya, destacaba al término del partido frente al Fuenlabrada, estar “orgulloso de la valentía o inconsciencia que han tenido estos seis jugadores profesionales de afrontar un partido de este nivel, después de estar 14 días encerrados en sus casas y con dos entrenamientos de equipo, se merecen todos mis respetos y estoy contento porque, a corto plazo, y en el día de hoy, están todos con salud”.

Sobre el partido ante Fuenlabrada el técnico hizo una valoración global: “Comenzamos bien, con energía, con buena defensa, encontrando buenas posiciones y acierto, pero como es lógico, porque el trabajo está para algo, el equipo ha ido decreciendo en ritmo y Fuenlabrada estaba a un nivel diferente”.

Peñarroya reconoce que en la segunda parte se ha notado especialmente el trabajo semanal de uno y otro equipo: “Fuenlabrada ha llevado el ritmo del partido, han podido rebotear, correr y aunque hemos estado sólidos en algunas posiciones y pese a llegar al último cuarto con alguna opción de engancharnos al partido, ellos han logrado cuatro triples de mucho mérito y no hemos podido hacer nada”.

De cara al partido del próximo miércoles ante UCAM Murcia, Joan Peñarroya considera que :”Estaremos algo mejor porque habremos trabajado y es muy importante trabajar durante la semana, no solo jugar, y espero recuperar a Jasiel Rivero y Jordan Sakho para ese encuentro”