(Fotografía: JARCHA)

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha emitido este miércoles un comunicado en el que ha anunciado nuevos mecanismos de refuerzo y exigencia dentro de su Protocolo de actuación ante el COVID-19, que también ha presentado al Consejo Superior de Deportes (CSD).

Con esta modificación, los equipos de Segunda B y de Tercera División, entre ellos el Burgos CF y los conjuntos burgaleses de la capital y de la provincia que militan en las categorías, deberán someterse a test médicos con periodicidad semanal. Las nuevas medidas implantadas por la Federación entrarán en vigor a partir de la jornada del 14 y 15 de noviembre.

Las novedades en el Protocolo de actuación

La RFEF ha establecido que la periodicidad de los test que obligatoriamente deben pasar todos los jugadores y las jugadoras que participan en las competiciones oficiales de ámbito estatal será semanal. Esto incluye las categorías de Segunda División B, Tercera División Masculina, Primera y Segunda División Femenina, y Primera y Segunda División de Fútbol Sala Masculino y Femenino.

Para las categorías de Primera Nacional Femenina, Segunda División B y Tercera División de Fútbol Sala, División de Honor Juvenil de Fútbol y de Fútbol Sala y Liga Nacional Juvenil, los test deberán superarse cada 14 días.

En el mismo documento, se advierte que aquel jugador o jugadora que no haya pasado los test obligatorios dentro de esos plazos “no podrá disputar un partido oficial de las categorías de ámbito estatal”, así como se especifica que “si un equipo no hubiera pasado los test obligatorios según la secuencia marcada o no tuviera el número mínimo de jugadores/as que hubiera pasado los test obligatorios se dará el partido por perdido”.

Por otra parte, la RFEF ha añadido un nuevo requerimiento a su Protocolo Reforzado para aquellos partidos que deban disputar los equipos de competiciones no profesionales en el Campeonato Nacional de España o Copa de S.M. El Rey contra equipos adscritos a categorías profesionales.

En concreto, esta nueva adición señala que “la RFEF y la LNFP han acordado que todos los equipos que deban disputar partidos de la competición de la Copa de S.M. el Rey contra equipos pertenecientes a la Primera y Segunda División deberán pasar todos sus miembros los correspondientes test, con la anterioridad mínima suficiente según el protocolo para los equipos profesionales aprobado por la LNFP”.

De la misma forma, añade: “La LNFP, por medio de su proveedor oficial y de común acuerdo con la RFEF, proveerá de los test pertinentes al conjunto de miembros de los equipos que deban disputar dichos encuentros de la Copa de S.M. el Rey”.

Las medidas serán oficiales desde el 14 de noviembre

Estas medidas entrarán en vigor para todas las categorías en la jornada que debe disputarse los días 14 y 15 de noviembre de 2020. A partir de esta fecha, será obligatorio declarar ante el árbitro correspondiente el cumplimiento de la obligación de haber pasado los test según la secuencia correspondiente. La no declaración o el no haber pasado los test obligatorios impedirán la disputa del encuentro, dando por perdedor al equipo que no cumpla.