El conjunto burgalés buscará una victoria que le afiance en la parte alta de la tabla frente a un equipo que aún no sabe lo que es ganar

El UBU San Pablo Burgos acumula buenas sensaciones en este inicio de la competición en la que sus tres victorias en cuatro partidos lo revelan como una de las sorpresas del campeonato. Sin embargo, el cuadro cidiano quiere que su actual segunda posición no se traduzca en una mera buena racha de un recién ascendido, sino que trabaja con la máxima seriedad e intensidad para consolidar su juego y, por ende, sus resultados.

Este domingo, a las 12:00 horas en El Plantío, los hombres de Nacho González recibirán a un Club Handbol Bordils, un equipo que todavía no sabe lo que es la victoria en esta temporada y que se sitúa noveno con dos puntos, obtenidos en sendos empates. El conjunto castellano sabe bien que los gerundenses son un bloque sólido que conoce bien la categoría y que su irregular inicio de temporada solo les convierte en un peligrosísimo animal herido, que llegará a Burgos con ganas de morder.

El bloque dirigido por Pau Campos concluyó la pasada campaña en DH Plata en decimosegunda posición y mantiene prácticamente íntegro el bloque, al que ha sumado varias jóvenes promesas de la cantera. Entre sus filas cuenta con algunos de los máximos artilleros del Grupo A, como son Arnau Plahi y Josep Reixach.

Nacho González: “Debemos hacer un partido serio para ganar”

El preparador del conjunto rojinegro, Nacho González, tiene muy clara la dificultad que entraña el juego y la experiencia de su próximo rival. «Bordils no ha tenido grandes resultados en contra. Ha empatado dos encuentros y ha estado metido en el partido en los otros dos», explica el técnico. «Es un equipo que ha tenido varios cambios, sobre todo ellos notan mucho la portería, igual que Sarrià, y van entrando poco a poco en competición», apunta.

«Nosotros tenemos que volver a hacer un partido muy serio y frenarles el ritmo típico catalán que tienen», subraya el vallisoletano, quien anticipa que será importante «frenar las pérdidas para evitar que ellos metan goles fáciles». De igual modo, tal y como se consiguió contra Sant Marti, «otra vez va a volver a ser importante hacer bien los cambios y poder finalizar todas las acciones y montar bien la defensa», completa.