El Hereda San Pablo Burgos ha confirmado la aparición de dos nuevos casos positivos por COVID-19 tras las pruebas PCR que realizaron ayer jueves a los jugadores y al cuerpo técnico del equipo.

La entidad de baloncesto ha informado que los afectados permanecerán aislados en sus domicilios, tal y como marcan las normas establecidas por los protocolos sanitarios.

El conjunto burgalés dispone de varios miembros afectados por el coronavirus, lo que llevó a la acb a aplazar el partido frente a UCAM Murcia de la séptima jornada de la Liga Endesa que se debería haber disputado este domingo en el Coliseum. El duelo se ha reubicado el miércoles 4 de noviembre, a las 18:30 horas.

Dada la incidencia de positivos en el Hereda San Pablo Burgos, el club solicitó el aplazamiento del que iba a ser su estreno en la temporada de la Basketball Champions League (BCL) para comenzar el camino para defender el título de campeón.

El partido de la primera jornada del Grupo H debería haber enfrentado a los de Joan Peñarroya con el Happy Casa Brindisi el próximo miércoles 28 de octubre en el Coliseum.

Dadas las actuales circunstancias, la competición continental ha resuelto y ha anunciado en la tarde de este viernes el aplazamiento definitivo del encuentro, que se reubicará en una nueva fecha disponible.