(Fotografía: Photo Gómez Sport)

Segunda escapada consecutiva para Willie Smit, que recibió antes de la etapa el premio de la combatividad de la tercera etapa y en esta ocasión contó con la compañía de Jesús Ezquerra junto con otros dos ciclistas camino de Ejea de los Caballeros.

Un pulso constante contra el pelotón y el viento. Así fue la cuarta etapa de La Vuelta, de nuevo con protagonismo del Burgos-BH gracias a la doble representación en la fuga de la jornada. En los primeros kilómetros se conformó esta avanzadilla pero de nuevo el grupo principal no les dejó llegar a los 4 minutos de ventaja.

Pasaban los kilómetros, con una media superior a los 50km/h, y la diferencia fluctuó entre 1 y 2 minutos siempre a merced del pelotón principal. El viento lateral provocó en algunos momentos que se produjeran varios cortes aunque quedaron neutralizados. Finalmente, su intento quedó anulado pero Jesús Ezquerra recibió el merecido premio de la combatividad por su esfuerzo.

Jesús Ezquerra: “Queríamos estar en la fuga y ver qué pasaba en la parte final con el aire. Como no nos dejaban ventaja, hemos jugado a apretar y aflojar en función de la diferencia que llevábamos. El pulso real ha sido en los últimos 25 kilómetros pero no ha podido ser. Es de agradecer que la gente valore tu esfuerzo y estoy orgulloso de haber recibido el premio de la combatividad”.

Este sábado, los ciclistas continúan en tierras aragonesas para completar los 184 kilómetros entre Huesca y Sabiñánigo, con tres subidas en la parte final y la última de ellas a apenas 18 kilómetros de la línea de meta.